Opinión


La Esquina

Los datos hablan. Al menos una parte de la estrategia contra el huachicol no funcionó. Disminuyó la suma robada, y hay zonas estratégicas bien vigiladas, pero aumentó el número de tomas, lo que indica que el fenómeno aún está lejos de ser erradicado y que la estrategia del regaño de mamacitas y abuelitas sigue sin dar frutos.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Los datos hablan. Al menos una parte de la estrategia contra el huachicol no funcionó. Disminuyó la suma robada, y hay zonas estratégicas bien vigiladas, pero aumentó el número de tomas, lo que indica que el fenómeno aún está lejos de ser erradicado y que la estrategia del regaño de mamacitas y abuelitas sigue sin dar frutos.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -