Opinión


La Esquina

Este año se pone a prueba la nueva óptica oficial de la migración. El rigor policial es evidente por los números de deportaciones y las capturas (presentados como “rescate”) de quienes van hacia el norte. Sin duda, el Gobierno de la República está en su derecho de aplicar esas acciones como parte de una política migratoria general, pero su otra promesa, retener a la población con desarrollo y oportunidades de trabajo en sus países de origen, es indispensable para que esto no quede en mano dura a secas.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Este año se pone a prueba la nueva óptica oficial de la migración. El rigor policial es evidente por los números de deportaciones y las capturas (presentados como “rescate”) de quienes van hacia el norte. Sin duda, el Gobierno de la República está en su derecho de aplicar esas acciones como parte de una política migratoria general, pero su otra promesa, retener a la población con desarrollo y oportunidades de trabajo en sus países de origen, es indispensable para que esto no quede en mano dura a secas.

Comentarios:

Destacado:

+ -