Opinión


La esquina

El método de entrega de apoyos directos a la población se presta al uso clientelar y se convierte en un intercambio desigual, en el que la población vulnerable termina sirviendo a los fines personales y electorales de los encargados. Por eso la exigencia del presidente López Obrador de no hacerlo. Pero la ambición humana es mucha y la tentación, demasiado grande. Lo que vemos es apenas un ejemplo.

La esquina | La Crónica de Hoy

El método de entrega de apoyos directos a la población se presta al uso clientelar y se convierte en un intercambio desigual, en el que la población vulnerable termina sirviendo a los fines personales y electorales de los encargados. Por eso la exigencia del presidente López Obrador de no hacerlo. Pero la ambición humana es mucha y la tentación, demasiado grande. Lo que vemos es apenas un ejemplo.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -