Opinión


La Esquina

Las intenciones expresas son buenas: tratar de que el nombramiento de los nuevos cuatro consejeros del INE no esté manchado por la partidización. Pero de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno. Estaremos atentos a que se cumpla el propósito de los representantes populares en la Cámara.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Las intenciones expresas son buenas: tratar de que el nombramiento de los nuevos cuatro consejeros del INE no esté manchado por la partidización. Pero de buenas intenciones está empedrado el camino del infierno. Estaremos atentos a que se cumpla el propósito de los representantes populares en la Cámara.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -