Opinión


La Esquina

Ante un problema global, que además es hijo de la globalización que vivimos, es necesaria una respuesta coordinada a nivel mundial, que vaya más allá de los buenos deseos fraternos. La video-reunión del G20 es apenas el primer paso. Encerrarse en nacionalismos sería atroz. Es momento de acciones, y de que todos los líderes lo entiendan.

La Esquina | La Crónica de Hoy

Ante un problema global, que además es hijo de la globalización que vivimos, es necesaria una respuesta coordinada a nivel mundial, que vaya más allá de los buenos deseos fraternos.  La video-reunión del G20 es apenas el primer paso. Encerrarse en nacionalismos sería atroz. Es momento de acciones, y de que todos los líderes lo entiendan.

Comentarios:

Destacado:

+ -