Opinión


La Esquina

La advertencia sobre la posibilidad de una reacción en cadena de créditos incobrables es como el timbre de un despertador para quienes hacen la política económica. La recuperación no será automática y fácilmente puede convertirse en una serie de crisis en cadena, en las cuales la incapacidad de pago sería la regla, y no la excepción. Con el “dejar hacer, dejar pasar”, lo previsible será que la crisis se profundice.

La Esquina | La Crónica de Hoy

La advertencia sobre la posibilidad de una reacción en cadena de créditos incobrables es como el timbre de un despertador para quienes hacen la política económica. La recuperación no será automática y fácilmente puede convertirse en una serie de crisis en cadena, en las cuales la incapacidad de pago sería la regla, y no la excepción. Con el “dejar hacer, dejar pasar”, lo previsible será que la crisis se profundice.

Comentarios:

Destacado: