Opinión


La esquina

Hay una manera sencilla de evitar las vacunas falsas. Es no comprar vacunas. Ya se ha aclarado muchas veces que las vacunas contra el COVID son gratuitas y de uso exclusivo del Gobierno. Detrás de todo intento hay un fraude o un robo, así de simple. ¿Es tan difícil no caer en el garlito?

La esquina | La Crónica de Hoy

Hay una manera sencilla de evitar las vacunas falsas. Es no comprar vacunas. Ya se ha aclarado muchas veces que las vacunas contra el COVID son gratuitas y de uso exclusivo del Gobierno. Detrás de todo intento hay un fraude o un robo, así de simple. ¿Es tan difícil no caer en el garlito?

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -