Opinión


La gota fría

La gota fría | La Crónica de Hoy

La gota fría

Dicen que Alejandro Gertz Manero anda nervioso, estresado. Lo ven flaco, cansado y sin ilusiones.

Hay quien asegura que AMLO alista la presentación de una relatoría sobre las denuncias por corrupción presentadas ante la Fiscalía General en los primeros cuatro meses de su gobierno.

El Presidente quiere saber el estado que guardan los litigios y qué consecuencias han tenido. ¿Hay avances o están empantanados?

Gertz Manero suda la gota fría. Tiene a su equipo trabajando a marchas forzadas para cerrar expedientes y no ser exhibido como ejemplo de lentitud e ineficacia, factores que, combinados, dan lugar a la impunidad.

 

Reforma secuestrada

Es excesivo decir que la reforma educativa se congela, aunque por ahora sale de la agenda de los diputados.

En palabras del coordinador de la fracción mayoritaria, Mario Delgado, la reforma se “difiere”. No reanudará el proceso legislativo hasta que tenga el visto bueno de la CNTE.

Eso, la aprobación de los líderes de la Coordinadora, podría ocurrir la próxima semana. Nadie lo puede asegurar.

En los hechos tienen secuestrada a la reforma educativa.

Lo que se quiere evitar es que la CNTE vuelva a tomar las instalaciones de San Lázaro, y de paso secuestre a los empleados con absoluta impunidad.

Como el trabajo legislativo se ha acumulado, los diputados meterán el pie en el acelerador antes de que los activistas vuelvan a hacer de las suyas, y los diputados tengan que regresar al Sanborns.

 

Hasta la cocina

Al Departamento de Estado de EU no le gustan los criterios de la Suprema Corte de Justicia de México en materia de lavado de dinero.

Demanda a López Obrador, que es cabeza de un Poder de la Unión diferente, que haga las correcciones necesarias.

¿Se puede considerar un acto de injerencia inadmisible?

Acuerdos de apoyo a la lucha contra el crimen organizado, como el Plan Mérida, permiten que el gobierno norteamericano se meta, literalmente, hasta la cocina.

De ser así, habrá que revisarlos. Puede haber entre dos naciones aliadas intercambio de opiniones, pero no demandas y mucho menos desconocimiento del andamiaje institucional de cada país.

 El Presidente no es jefe de los ministros de la Corte, aunque por lo menos dos de ellos llegaron con su beneplácito.

 

Semana decisiva

Estamos en una semana de decisiones. El problema de la migración llega a un punto de inflexión.

El gobierno mexicano, a través de la secretaria Olga Sánchez Cordero, dejó establecida su posición: no detendrá a los migrantes, como exigió la Casa Blanca; los regularizará.

Las caravanas no son un mito, son una realidad. No se usará la fuerza para contenerlas sino para hacer ordenado su tránsito por el país.

¿Qué hará el gobierno norteamericano?

Por lo pronto, la opción de cerrar la frontera, como lo amagó Donald Trump, sigue vigente, aunque eso ocasionaría un gran daño económico para ambas naciones y, lo que es peor, en lugar de resolver, agudizaría el problema.

 

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -