Opinión


La historia se repite

La historia se repite | La Crónica de Hoy

La Suprema Corte de Justicia de la Nación sentenció que no representan una expresión cultural digna de protección constitucional, al suponer maltrato y sufrimiento innecesario de los animales. El H. Congreso de la Unión emitió un “acuerdo interno”, exhortando a sus pares estatales a considerar dentro de sus legislaciones medidas que fomenten el bienestar animal. Aunado a ello está el fuerte rechazo social a prácticas de abuso y violencia hacia los animales no humanos, pero pese a todo, el diputado Rafael Garnica Alonso, apoyado por la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, propuso una iniciativa para que las “peleas de gallos” sean consideradas “Patrimonio Cultural Inmaterial” del Estado de Hidalgo, más…

No contaba con que en plena sesión para lo correspondiente se les aparecería el vivo demonio encarnado en la persona de Érika Ortigoza, que para mejor, como abogada que es, procedió contundentemente y de forma fundada y motivada contra el desatino, logrando por lo pronto que el proyecto no haya sido subido todavía a votación general. Sobre esto y más nos irá dando cuenta la aguerrida activista.

 

 

 

En otra vertiente, les cuento que para esta semana se me juntaron varios asuntos a cual más de importantes, pero por cuestión de espacio y prioridad hube de dar preferencia a la declaración que el pasado lunes hizo la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno en CDMX, toda vez que a raíz de una muy dura y constante campaña, incluso de alcance internacional, iniciada y bien documentada por la organización civil Abriendo jaulas & abriendo mentes (dedicada a llevar marcaje especial sobre las criaturas más desvalidas, enfermas, lastimadas, desnutridas y/o desatendidas del Zoológico San Juan de Aragón), y de la dramática denuncia que en relación y aportando mayores y tremendos datos presentaron dos trabajadores adscritos al lugar (MVZ María Eilen Mejía García, al momento encargada del área de nutrición, y el técnico operativo Luis Enrique Sánchez), optó por realizar personalmente un ejercicio de control de daños, anunciando una próxima “importante inversión” hacia Chapultepec y Aragón, para mi entender, dejando fuera del ofrecimiento al tercer dizque zoológico localizado en Coyoacán, que por compasión y decencia ya debe desaparecer, aprovechando también la ocasión para recordar que la última intervención que tuvo la instalación localizada en Gustavo A. Madero se dio entre los años 2000 y 2006, cuando… bien recuerdo… de manera prepotente e ignorante el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, en su calidad de Ejecutivo capitalino anunció que la Institución sería remodelada “en menor tiempo y con menos dinero que Chapultepec”, terminando por dejar todo botado sin que a la fecha se le haya fincado responsabilidad alguna. En fin que…

Aun habiendo pasado tanto tiempo desde mi gestión, y en contraposición a lo ofertado por la 4T, los zoológicos volvieron a ser presa de compromisos políticos y acomodos como el del supuesto biólogo pariente del diputado local César Cravioto, ocupando una posición con sueldazo incluido. Siendo así, es lógico no esperar compromiso o capacidad para dar atención adecuada y 24/7 a sus huéspedes eternos. Baste atender las increíbles justificaciones, por ejemplo para la coprofagia particularmente detectada en una cebra —aislada ya por meses tras no poderle remediar sus males— y en la elefanta africana ELY, dando por sentado que es algo natural en los herbívoros, mas se observa que no particularmente aceptable para los casos citados, que bien pueden estar respondiendo a situaciones de estrés, falta de nutrimientos adecuados y aburrición.

Escuchar la valiente, desesperada y arriesgada denuncia de Eilen y Luis Enrique, y asimismo ver maltratos y malestares de algunos animales documentados por la AC referida, no debería dejar lugar a dudas sobre su veracidad, menos existiendo de por medio presunta violencia de género.

Para remediar el sablazo se aseguró que se investigarán algunas muertes de ejemplares y a la par, que comenzará a sesionar un Comité de Bioética para corregir lo necesario. Bien, pero dada su conformación sin duda representará conflicto de interés y por tanto habrá incredulidad, más poco menos sería si se integraran al mismo ciudadanos y ciudadanas que han demostrado noble interés y enorme capacidad de observación, y que salvo todavía con la cebra KARO y la elefanta, no les ha fallado señalar fallas que lamentablemente han terminado en muerte. Sería una señal de franca apertura, y lección de humildad para la soberbia académica. Seguiré atenta al tema, y ofrezco disculpas, ya que por causas ajenas a mi voluntad la semana pasada fue cambiado el título de mi colaboración.

 

producciones_serengueti@yahoo.com
marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -