Opinión


La IATA en México

La IATA en México | La Crónica de Hoy

Después del anuncio del gobierno federal sobre la cancelación oficial de construcción del nuevo aeropuerto en Texocco, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) y la Cámara Nacional del Aerotransporte (Canaero), que agrupa a las aerolíneas que operan en México, decidieron organizar un coloquio donde se den cita las autoridades, los operadores aéreos y todos aquellos agentes de la industria, con objeto de analizar el futuro de este sector en nuestro país.

Nada más complicado pero nada más pertinente. Para el efecto vendrán a nuestro país personajes como Alexandre de Juniac, director general de IATA; Angela Gittens, presidente del Concilio Internacional de Aeropuertos (AIC) y muchos otros directivos de empresas, entre los que se incluyen José María Giraldo, de American Airlines; Andrés Conesa de Aeroméxico;  Alex Covarrubias de SITA; Emilio Romano de Bank of America, etc., quienes desean dialogar con los principales funcionarios de esta administración, como Javier Jiménez Espriú, titular de SCT y Miguel ­Torruco Marqués, de Sectur, y sus principales subsecretarios.

Los temas a tratar van desde la naturaleza del negocio del transporte aéreo, que De Juniac define como “el negocio de la libertad” (es decir, de libre empresa y apertura comercial) y que en este nuevo régimen aún no se define, pero que ciertamente no está en la misma tesitura.

Para eso es que participarán Jiménez Espriú y Torruco, para definir cuál es la forma de ver a la aviación en este nuevo régimen y qué podemos esperar de las políticas públicas en este sexenio. Ahí deberán quedar claras las acciones que emprenderá el nuevo gobierno; sin duda, se pedirán —y tal vez se darán— explicaciones por la cancelación del proyecto Texcoco y sus sustitución con la nueva terminal en Santa Lucía y la (posible) ampliación de Toluca.

La idea es iniciar un diálogo creativo que contribuya a aliviar las tensiones y a abrir cauces de cooperación entre el sector privado (nacional y extranjero) y el gobierno mexicano, el responsable directo de la gestión del espacio aéreo, tanto como concesionador de aerolíneas como de aeropuertos.

Sin embargo, la cuestión es complicada. La IATA se pregunta cómo hará México para conservar su competitividad y conectividad, sobre todo en un entorno global aún incierto, pues aunque el precio de la turbosina parece estar controlado, hay muchos factores que crean incertidumbre, como la posible guerra comercial entre Estados Unidos y China, una no descartable recesión y sobreoferta de asientos en muchos mercados, lo que puede desatar otra guerra de tarifas. Nada está fuera de la ecuación.

Sin duda que será muy interesante escuchar a los oradores y sus propuestas. Además, al día siguiente se discutirán los problemas de la carga aérea y sus oportunidades, en otro coloquio con dicho sector, en el que se espera que existan varias propuestas para saber qué hacer con la logística en un entorno que parece haber soslayado que somos una pieza importante de los tratados comerciales, tanto el T-MEC como el TPP, ambos sumamente demandantes. Ya lo estaremos reportando.

Lo oí en 123.45: Además, se debe investigar y hacer justicia en el caso de Mexicana de Aviación: anular las irregularidades, castigar a los responsables, resarcirle a los trabajadores su patrimonio y dejar de culparlos por los quebrantos de la empresa

 


raviles0829@gmail.com
twitter: @charoaviles

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -