Opinión


¿La inercia positiva se agota?

¿La inercia positiva se agota? | La Crónica de Hoy

Dicen los que saben que si el año 2019 ha sido complejo para el turismo, el 2020 será francamente difícil porque se comenzarán a resentir entonces los efectos de haber parado en seco la promoción en un mercado altamente competitivo. Por lo pronto los números, una vez concluido el periodo vacacional de verano, permiten adelantar que habrá en diciembre un saldo positivo.

Muchos dicen que se trata de una inercia que comienza a agotarse, como lo señala el INEGI. Lo cierto es que el turismo sigue dando buenas noticias, pero cada vez hay más gente de prevé que en el futuro dará fuertes dolores de cabeza. Una cosa es cierta, se puede, con imaginación y esfuerzo, hacer algún tipo de promoción, pero lo que se necesita para competir en las grandes ligas, además de imaginación y esfuerzo, es dinero, millones de pesos.

La presente administración ha puesta en marcha acciones alternativas que requieren menos dinero. El esfuerzo es encomiable, pero hay dudas serias de que sea suficiente. Nadie quiere que una minoría rapaz se haga todavía más rica con el dinero de la promoción, por supuesto que no, en la lucha contra la corrupción ni un paso atrás, pero se requieren mecanismos de captación y uso de recursos para la promoción, a fin de no alejarnos del fogón de las divisas.

Una eventual contracción puede leerse como un tropezón político, puede leerse como una falla del nuevo Gobierno, pero la realidad es mucho más profunda, el turismo es aliado en la lucha compartida por atenuar la desigualdad porque genera empleos, que es la única vía hacia el bienestar, todo lo demás es  grilla y clientelismo político de corto plazo. Es cierto que las cosas cambiaron, pero la necesidad de una promoción competitiva es permanente. ¿La inercia positiva se agota?

Libre de explotación humana. Durante la semana se realizó el pronunciamiento por un turismo libre de explotación humana. Una exigencia mínima de humanismo para la industria de viajes que no puede prosperar por el sufrimiento de personas vulnerables. Se dijo, y es una verdad absoluta, que el turismo es una actividad lícita y positiva, vinculada al sano esparcimiento, al disfrute y reconocimiento de las culturas, a promover la unión entre los pueblos y el goce de la diversidad de recursos tangibles e intangibles, que, bajo ninguna circunstancia, busca fomentar conductas delictivas que atenten a los derechos o a la dignidad humana.

Rechazamos, dice el pronunciamiento de los actores de la industria, decisivamente las actividades consistentes en promover, publicitar, invitar, facilitar o gestionar por cualquier medio a que una o más personas viajen al interior o exterior del territorio nacional, con la finalidad de beneficiarse de la explotación sexual de una o más personas, actividad que hoy en día es denominada equivocadamente como “Turismo Sexual”, ya que esto puede percibirse erróneamente, como modalidades lícitas, reconocidas, avaladas y promovidas por el propio Sector de los Viajes y el Turismo.

Manifestamos nuestro firme compromiso para implementar acciones que fortalezcan las capacidades institucionales y del sector, a fin de prevenir, identificar y denunciar conductas vinculadas a la Trata de Personas, bajo una postura de Cero Tolerancia a la explotación humana.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -