Opinión


La peligrosa reconcentración de las Telecomunicaciones

La peligrosa reconcentración de las Telecomunicaciones | La Crónica de Hoy

El mercado de las telecomunicaciones comienza a registrar un fenómeno de reconcentración. Este tema resulta grave, ya que una de las reformas estructurales del sexenio pasado, que más beneficios ha dado al consumidor, fue precisamente ésta.

Sin embargo, las cifras no mienten, cuando América Móvil fue declarado por el IFT preponderante en el sector telecomunicaciones (2014), por tener un poder dominante en distintos mercados, como el de telefonía y banda ancha fija y móvil, ocupaba un 64.2% de todo el pastel. Por los efectos de la Ley, como la desaparición de la larga distancia o la prohibición de cobro de interconexión de llamadas, la participación del preponderante descendió para 2016 a un 59.8%.

Por qué vemos entonces a todos sus competidores preocupados hoy, simple, los efectos de la Ley ya pasaron, e incluso algunos ya fueron eliminados gracias a litigios, lo que ha ocasionado que al 4º. trimestre de 2018, la participación del preponderante en el sector telecomunicaciones refleje un aumento, ahora ocupa un 62.1%. Si a esto le sumamos las quejas expresadas por todos, como lo hicieron esta semana AT&T o Altán, en el sentido de los bloqueos que tienen para poder acceder — aclaro — pagando, a la infraestructura del preponderante de manera eficiente, podemos concluir que pronto estaremos a niveles de concentración de 2014 o peor, lo que provocará que un sólo prestador de servicios nos tenga secuestrados y, por ende, que nos dé los servicios al precio que se le antoje.
Ello, resulta por demás grave en un ambiente de modernidad en el que cada vez existe un mayor consumo de servicios de telecomunicaciones.

Un dato que corrobora lo anterior es que los ingresos del preponderante representan 71.3% de los ingresos de todo el sector, al 4º. trimestre de 2018. Cuando fue declarado preponderante, él tenía el 71.1% de esos ingresos. es decir, hoy, en términos porcentuales, gana más ingresos en ese sector, que sus competidores en ese momento (2014).

No estamos para perder o frenar inversiones, es momento de actuar. Se espera una actuación del IFT en este asunto, a la altura de su independencia constitucional. Es triste que el argumento del preponderante sea que la regulación lo desincentiva a seguir invirtiendo. Es revelador también que sin las inversiones que, supuestamente, debería realizar sus ingresos y sus márgenes prácticamente no han cambiado.

 

Torres de telecomunicaciones, estratégicas

Ayer, por cierto, se reunieron en el marco de un foro organizado por la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (ANATEL), el sector de compañías especializado en la instalación de antenas de telecomunicaciones. Desde Telesites, del grupo de compañías de Carlos Slim, Torrecom que encabeza José Mascarrell, y, por supuesto, el gigante de las bases de telefonía, American Tower. Allí se habló de la importancia de recordar al gobierno en todos sus niveles que las telecomunicaciones son una infraestructura estratégica para el desarrollo del país, que es necesario destrabar el ambiente regulatorio para dar a las inversiones un ambiente sano y transparente. Allí, American Tower firmó un convenio con el gobierno del estado de Hidalgo que encabeza Omar Fayad. En esta región se cuenta ya con la voluntad del gobierno estatal para aprobar licencias de construcción de infraestructura de telecomunicaciones en un tiempo récord. Un gran avance para el equipo directivo y jurídico de American Tower.

 

El castigo involuntario a la banca.

Los programas de subsidios y transferencias de efectivo del gobierno federal para grupos vulnerables se están convirtiendo en un verdadero desafío para la banca. Resulta que después de que la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) que lleva Alejandra Palacios, el Banco Azteca dejó de ser la principal institución crediticia que la administración de Andrés Manuel López Obrador observaba con características y enfoque de mercado aptos para llevar recursos a la población, sin intermediarios y en el menor tiempo posible, como lo quiere el Presidente. Sin embargo, las órdenes de pago que la banca debe entregar a los beneficiados se han convertido en un boomerang. Es cierto, hasta ahora la banca logró evadir aquel dardo de un incremento en comisiones que preparaba el legislador Ricardo Monreal. A cambio, los banqueros se presentaron ante el gobierno federal como un sector dispuesto a colaborar con la Cuarta Transformación. El problema ahora es que la atención a los beneficiarios de los subsidios está desbordando sus sucursales y atrás está quedando esa conquista de no esperar más de 10 minutos en un banco. La ruta es crítica, porque atender a estos sectores representa contratar más personal, exasperar a los clientes que piden servicios rápidos y perder otros negocios porque la mayoría de los mexicanos que reciben subsidios quieren recibir su efectivo y no se detienen a contratar una tarjeta de crédito.  La banca ya revisa, según sabemos, este fenómenos.

 

El regreso de los ingenieros mexicanos

El Colegio de Ingenieros Civiles de México A.C, (CICM) llevará a cabo el Congreso Nacional de Ingeniería Civil: Infraestructura, retos y oportunidades del 26 al 29 de noviembre en el World Trade Center. El objetivo es presentar y discutir propuestas para impulsar el desarrollo de la ingeniería civil mexicana. Los temas eje son: planeación, agua, medio ambiente y sustentabilidad, desarrollo urbano sustentable, gerencia de proyectos, normatividad, ética, financiamiento, seguridad estructural, transporte y turismo. Rumbo al Congreso Nacional #30CNIC, los ingenieros civiles del país tienen previsto celebrar cinco reuniones regionales en San Luis Potosí, Tijuana, Oaxaca, Pachuca y Villahermosa. La Primera Reunión Regional se llevará  a cabo el 13 y 14 de junio y los temas que se analizarán son: Desarrollo Urbano Sustentable, Medio Ambiente y Sustentabilidad.

 


claudiavillegas@revistafortuna.com.mx
twitter: @LaVillegas1

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -