Cultura


“La poesía es la posibilidad de reconstruir la imagen de los otros”: Benjamín Barajas

Benjamín Barajas señala que sus versos parten de los temas cotidianos de la vida. Hoy presenta su reciente libro Árbol separado, en la Sala Manuel M. Ponce de Bellas Artes

“La poesía es la posibilidad de reconstruir la imagen de los otros”: Benjamín Barajas | La Crónica de Hoy

"La vida actual es de mucha velocidad y lo que queda de la gente que ves son pequeños detalles porque se te olvida el cuerpo entero. Lo que hace la velocidad es borrar las imágenes y lo que hace la poesía es recuperarlas”, señala el poeta Benjamín Barajas (Michoacán, 1965) a propósito de su libro Árbol separado —publicado por Ediciones del Lirio— que se presentará hoy al mediodía en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

El autor y académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reúne más de 200 poemas breves que versan sobre lo genuino, el uso de escritura, el papel del poeta y la locura en los personajes históricos.

“Mi poesía parte de los temas cotidianos de la vida. En ese sentido, sigo mucho al poeta ­Rainer Maria Rilke, quien decía que los grandes temas son, para los poetas clásicos, los más sencillos”, comenta.

Por eso, Benjamín Barajas escribe que para crear versos convoca imágenes sencillas.

“Los poemas largos siempre tienen una historia que contar, pero a los poemas breves lo que les da una unidad son las imágenes que, en mi caso, son de luz, oscuridad o de alguna penumbra. Y ahí encuentro la brevedad”, destaca.

¿Qué significa para ti lo genuino?, se le pregunta. “Es lo que se revela en un instante. Ser genuino, ser original, ser preciso tiene que ver con captar un instante, por ejemplo, el instante de la mirada, el instante de la voz, el instante de los gestos y esas sensaciones de fugacidad que pueden construir el poema”, responde.

Hoy, lo genuino —para el autor— pasa desapercibido, se ha normalizado y se excluye a una sola parte del cuerpo.

“Pongo mucho el ejemplo del Metro: cuando el tren va despacio alcanzas a ver los rostros, cuando va muy rápido sólo ves una mancha de color rosa porque todo va desapareciendo. La poesía es la posibilidad de reconstruir la imagen de los otros, de la Naturaleza, es la posibilidad de retener esas imágenes antes de que desaparezcan. Mi poesía es la brevedad que recrea los instantes de la vida”, indica.

La poesía de Barajas hace una constante crítica a la velocidad, en el poema Ahora escribe: “ahora que mudamos de piel como serpientes,/ se diluyen también las sensaciones”.

— En el ajetreo de la vida, ¿perdemos las sensaciones?

— Para sobrevivir tienes que mudar o aceptar que puedes perder la piel, que puedes transformarte, que cada día estás renaciendo y tienes que aprender a disfrutar otras sensaciones y abrirte siempre a los amaneceres. Aparte de mudar la piel tienes que limpiar el corazón para estar abierto a un sol nuevo, a un encuentro amoroso.

Otro tema que aborda el autor son los personajes históricos, a quienes ironiza.

“Hablo de los profetas, filósofos, guerreros y lo que veo son personas desempeñando un papel cercano a la locura. Hablo del gran maestro, Cristo, como un ser iluminado y confundido porque tiene muchos problemas que resolver y entonces no le alcanzan los milagros para tanta gente”, expresa.

También aparece el filósofo Hegel quien en opinión de Barajas, creyó encontrar el secreto de la historia cuando en realidad estaba perdido en el laberinto de la historia.

“Lo que hay es una ironía de ellos porque en el fondo tenemos personas desnudas con un deseo de inmortalidad a través de la felicidad, de ser felices aunque sea un instante”, comenta.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -