Mundo


La Policía se amotina contra Evo y pone a Bolivia al borde del abismo

El mandatario reclama a agentes “cumplir la Constitución” y llama a la oposición al diálogo, pero su líder, Carlos Mesa, lo rechaza porque “el tiempo se agotó”. El Ejército advierte que nunca irá contra el pueblo

La Policía se amotina contra Evo y pone a Bolivia al borde del abismo | La Crónica de Hoy

Policías de La Paz se amotinaron este sábado en las instalaciones policiales cercanas a la plaza Murillo, donde se encuentran las sedes del gobierno y el legislativo bolivianos, para sumarse a los uniformados de varias regiones que se sublevaron el viernes en la noche. Todo ello, con el claro mensaje de reclamar la salida del presidente Evo Morales.

Canales de televisión mostraron a numerosos policías llegando a la sede de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), en cuya puerta fue colocada una bandera boliviana.

La cancillería boliviana confirmó que el viernes “algunos grupos policiales se replegaron a sus unidades policiales, abandonando su rol constitucional de velar por la seguridad de la sociedad y las instituciones del Estado”.

“NO NOS ENFRENTAREMOS AL PUEBLO”. A su vez, caída la tarde, el Ejército se posicionó por primera vez tras casi tres semanas de protestas. El comandante del cuerpo castrense, Willams Kaliman, advirtió que “las Fuerzas Armadas, enmarcadas en la democracia y las leyes, garantizaremos la unión entre compatriotas, por lo que ratificamos que nunca nos enfrentaremos con el pueblo, a quien nos debemos y siempre velaremos por la paz, convivencia entre hermanos y el desarrollo de nuestra patria”.

“CUMPLAN CON SU DEBER”. El amotinamiento en las instalaciones cercanas a la sede del gobierno impidió a Morales llegar hasta el edificio, y el mandatario se desplazó hasta la ciudad de El Alto, vecina a La Paz, para lanzar un llamado a los agentes amotinados a cumplir con su papel constitucional, que, dijo, “es su deber”.

El presidente reclamó a los comandantes policiales a que demuestren su compromiso y hagan “cumplir con las normas, (...) con su rol que otorga la Constitución”, y reiteró su denuncia de que en Bolivia se está gestando un “golpe de Estado” para sacarlo del poder, en el que lleva desde 2006.

El mandatario pidió a quienes “están contra la democracia” que sean “más solidarios” y actúen con “una política de humanidad”.

DIÁLOGO… Asimismo, Morales pidió a la oposición instalar una mesa de diálogo en busca de la pacificación del país, inmerso en una grave crisis política y social a raíz de la polémica generada tras las pasadas elecciones del 20 de octubre, con tres fallecidos y cientos de heridos.

El Jefe de Estado hizo este llamado “con una agenda abierta a debatir para pacificar Bolivia”, en una “reunión inmediata” durante esta misma jornada, para “instalar una mesa de diálogo”. El objetivo, añadió el mandatario, “es preservar la vida” y “buscar la unidad”.

“Esperamos ser escuchados”, dijo también Morales, quien invitó a organismos como Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos y a “países de cualquier parte del mundo”, junto a las distintas iglesias presentes en Bolivia, a acompañar este diálogo.

…RECHAZADO. Sin embargo, el candidato opositor Carlos Mesa, a su vez expresidente del país, rechazó frontalmente el ofrecimiento de diálogo, y aseguró en entrevista con la agencia Efe que el tiempo para el diálogo con el Gobierno “ya se agotó”. Mesa criticó que es “muy sorprendente” que el presidente acuse “a aquellos a los que quiere convocar a un diálogo de estar llevando adelante un golpe de Estado”.

INCENDIO. En medio de las protestas que se propagan por el país, presuntos manifestantes opositores quemaron ayer la casa del gobernador del departamento de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS). Según videos publicados por militantes del MAS y habitantes de Oruro, un grupo de personas saquearon e incendiaron la casa del dirigente de esa región del oeste del país.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -