Opinión


La realidad se opone a la 4T

La realidad se opone a la 4T | La Crónica de Hoy

La realidad es la única oposición al gobierno de López Obrador.

La 4T arranca su segundo año en Palacio Nacional y le saca jugo a la aplastante mayoría de Morena en el Congreso. Ya construyó un andamiaje legal a la medida de los deseos de su único líder, Andrés Manuel.

Al mismo tiempo el Gobierno emprende con éxito una ofensiva contra los organismos autónomos, ésos que sirven de contrapeso al poder hegemónico. Morena tuvo un lastimoso éxito en el Senado con la CNDH. Fue una elección sucia para imponer a la señora Rosario Piedra, hija de su mamá, y que en tiempo récord convirtió a la Comisión en otra vocería del gobierno. Patético.

La oposición formal en el país todavía anda atarantada y no sabe qué hacer, ni dónde ubicarse, ni cómo liderar a los ciudadanos. El PRI está pasmado porque sus líderes no quieren hacer enojar al gobierno por miedo a que les saque expedientes sobre actos de corrupción. A estas alturas ya es claro para todos que AMLO apoyó a Alito porque el campechano es vulnerable. Otra historia se contaría si el exrector José Narro hubiera sido electo dirigente del partido. Pero el hubiera no existe. El PRD es un muerto viviente. Y el PAN, aunque le echa más ganas, todavía no sabe cómo ser una alternativa real.

De modo que el Gobierno avanza prácticamente sin más obstáculo que la realidad. Durante el primer año la realidad se impone en dos temas torales para cualquier Gobierno: la seguridad y el crecimiento económico, donde el Gobierno no tiene nada qué presumir.

Son dos áreas donde se requiere algo más que grilla para dar buenos resultados pues no se enfrenta, como en el caso del quehacer político, con adversarios que tienen dificultades para levantar la cabeza. En seguridad cada semana se registra una noticia escalofriante. La de esta semana fue el tiroteo en Villa Unión, Coahuila, que dejó dos docenas de muertos.

Hasta esta fecha, la única habilidad del gobierno federal en el tema de la seguridad ha sido escurrir el bulto, culpar al pasado y ofrecer un futuro de paz que todavía no tiene fecha de arribo. Lo cierto es que en esta materia 2019 será un año muy malo, con cifras récord de homicidios, y el 2020 no pinta mejor. La gente llega a diciembre con miedo, enojada, esperando alguna señala de empatía que el Gobierno se resiste a darles.

En el ámbito de la economía, la tasa cero de crecimiento lo dice todo. El Presidente se la pasó todo el año retando a la realidad, diciendo que él tiene otros datos, pero lo cierto, lo que se puede documentar, es el estancamiento. Todavía los diarios de ayer publicaron notas del Presidente corrigiéndole la plana al Inegi, lo que puede entenderse como un acto de desesperación o de enajenamiento.

Hay expertos que sostienen que los fundamentales de la economía están prendidos de alfileres y que una devaluación pronunciada podría ocurrir en los siguientes meses. Lo cierto es que hay inquietud y el retraso en la aprobación del T-MEC no ayuda en nada. El Presidente se defiende diciendo que no hay crecimiento pero hay mejor distribución del ingreso, no estaría mal que mostrara algunas cifras creíbles para sostener sus dichos

La realidad es la única oposición al gobierno de López Obrador, al menos es la oposición más peligrosa, después le sigue la oposición dentro de su propio partido político, que como no tienen con quién pelear pues se pelean entre ellos.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -