Nacional


La Ruta de la Costa Oaxaqueña

La Secretaría de Turismo del estado de Oaxaca tiene preparadas diez rutas turísticas para halagar a todo tipo de turistas, según los gustos de cada viajero.

La Ruta de la Costa Oaxaqueña | La Crónica de Hoy

Foto: Especial

La Secretaría de Turismo del estado de Oaxaca tiene preparadas diez rutas turísticas para halagar a todo tipo de turistas, según los gustos de cada viajero. Oaxaca es un destino donde convergen tradiciones vivas y civilizaciones milenarias; que tiene dentro de su territorio un sinfín de atractivos naturales, los cuales atraen cada año a turistas de todo el mundo que buscan conocer la gran biodiversidad con la que cuenta, realizar actividades al aire libre, recorrer sus bosques, montañas y por supuesto sus hermosas playas, sede de la llamada Ruta de la Costa.

La Costa Oaxaqueña, con su vasta composición multicultural, forma parte de esta riqueza humana y natural, en ella conviven diferentes grupos étnicos, destaca por sus dos ambientes: el montañoso y el costero, en el cual se encuentran excepcionales playas color esmeralda que contrastan con arenas doradas, lagunas, manglares y una vegetación abundante que marca el litoral del estado frente al Océano Pacífico conservándolo como un paraíso escondido.

Las condiciones geográficas y naturales de la Costa Oaxaqueña son idóneas para el descanso, la recreación y para realizar actividades de ecoturismo, deportivas y de aventura. La ruta la encabeza el destino emblemático de la región, que es Huatulco, pero también están Puerto Ángel, Zopolite, Mazunte, Puerto Escondido y Lagunas de Chacagua, el cual es de los destinos menos conocidos, pero no por ello menos bello.

El Parque Nacional Chacahua está ubicado en la zona costera del municipio de Villa de Tututepec de Melchor Ocampo y lo conforman tres cuerpos de agua: la Laguna de Chacahua, la Pastoría y las Salinas. Es un verdadero paraíso convertido en un importante centro de atracción turística y de investigación ecológica; cuenta con numerosas salinas, de las cuales aún se obtiene una sal de muy buena calidad que se envía a la ciudad de Oaxaca y a otras poblaciones.

Declarado Parque Nacional en 1937, posee 10 mil 662 hectáreas de tierra firme y 3 mil 225 de lagunas costeras; además es hábitat de 136 especies de aves, 23 de reptiles, cuatro de anfibios y 20 de mamíferos (183 vertebrados terrestres). De ellos, 26 son endémicas de Mesoamérica, nueve de México y una de Oaxaca; 12 especies de vertebrados terrestres están catalogados en categorías de raras, amenazadas o en peligro de extinción, tres de ellos en peligro inminente. Es ideal para pasar unos días en contacto real con la naturaleza, para un viaje romántico o para encontrarse a sí mismo en una reflexión profunda.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -