Opinión


La Sala ciega

La Sala ciega | La Crónica de Hoy

¿Sabía usted que hay una Sala Regional Especializada en el TEPJF responsable de ver si el Presidente está interfiriendo en el curso legal de las elecciones? No se preocupe, casi nadie lo sabe y la propia sala prefiere que nadie se acuerde de ella.

Ojo a estas frases: “Por eso, las elecciones del año próximo van a ser muy importantes, porque los conservadores van a querer regresar, para que no le llegue el apoyo a la gente”; “Eso es lo que está en juego en las elecciones”. ¿Cree que son de un candidato? Pues no, son del Ejecutivo federal.

Y la Sala especializada del TEPJF decidió que el INE no podía tomar medidas precautorias contra ese tipo de intervenciones. Ninguna sorpresa, entonces, es que la Sala validara al Presidente ir a Guerrero y decir: “Se están dando becas, se está apoyando a los productores del campo, se están entregando pensiones a adultos mayores, a niñas y niños con discapacidad nada más en Guerrero se entregan fertilizantes gratuitos a todos los productores de Guerrero a todos”

Sólo faltó que el Presidente dijera: “Torito, hijo mío…” y la Sala soltara una lagrimita de emoción.

Frente externo

Dicen que los mandos de Morena se enteraron de la denuncia de Adrián de la Garza ante la OEA en las redes sociales y se les atoró la tlayuda.

Se abrió así un frente externo que puede resultar muy incómodo. Luis Almagro, presidente de la organización continental, se mostró receptivo ante la denuncia de que el presidente López Obrador viola y atenta contra la democracia por su intromisión, confesada, en la elección de Nuevo León.

No hay que olvidar que una delegación de alto nivel de la OEA estará en nuestro país para observar las elecciones y la demanda del candidato priista los pone sobre aviso.

La defensa gubernamental ante la acusación es complicada porque el propio López Obrador aceptó su intromisión en el proceso, lo que es una conducta ilegal.

Van por el empate

El gobierno mexicano, a través de la cancillería, busca empatar el marcador en el tema de las irregularidades en el T – MEC.

Ayer se conoció la queja de congresistas sobre violaciones de México en materia laboral, y hoy México se queja por la falta de aplicación de las leyes laborales en la industria agrícola norteamericana.

En ella, trabajadores migrantes mexicanos se enfrentan a obstáculos como la falta de pago de salarios y del tiempo extraordinario, así como el derecho a organizarse para negociar colectivamente.

La idea es mostrar que México cuenta con municiones y que ninguna acusación de allá para acá en el marco del tratado se quedará sin respuesta.

 

Reconocimiento de la ONU

El apoyo y la protección brindada por instancias del gobierno de México a los refugiados que llegan al país no ha pasado desapercibida para la ONU.

Kelly Clements, Alta Comisionada Adjunta de la ONU para los Refugiados reconoció la labor del Instituto Nacional de Migración y de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

Hizo una mención especial al compromiso personal de la secretaria Olga Sánchez Cordero para avanzar no solo en la protección, también en la integración local de los refugiados que llegan a México.

Una larga tradición que a todos enorgullece.

Contra los megaproyectos

La Comandancia General del EZLN volvió a la carga.

Como su presencia en los medios es intermitente pero más le vale al gobierno estar al tanto de su advertencia de que no permitirán la construcción del Tren Maya

La construcción del tren en la Península de Yucatán y del corredor transístmico en Oaxaca, incluyen la militarización integral de la zona, pues estarán controlados por soldados y marinos respectivamente.

Los megaproyectos muestran, según los zapatistas, que la militarización en el verdadero proyecto de la 4T.

 

Comentarios:

Destacado: