Bienestar


"La superposición de COVID-19 y la influenza es algo preocupante"

Aunque la vacuna contra la influenza no evita que las personas se enfermen, porque puede ocurrir, sí evita complicaciones que pueden conducir hasta la muerte

En la actualidad, cobra mayor relevancia protegerse contra el virus de la Influenza, ante la co-circulación que se prevé habrá de esta enfermedad junto con la COVID-19, sobre todo porque la similitud de la sintomatología entre ambas enfermedades podría hacer que la gente confundiera una enfermedad con la otra.  

La enorme diferencia entre estos dos virus, es que para el de la Influenza sí existe vacuna, y en caso de enfermar, también se cuenta con tratamientos y el suministro de antirretrovirales, a diferencia de la COVID-19, para la cual todavía no existe vacuna.  

Al respecto, el doctor  Alejandro Macías Hernández, médico internista e infectólogo e integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) III, consideró que “la superposición de COVID-19 y la influenza es algo preocupante, ya que México ya comienza a enfrentarse a dos epidemias al mismo tiempo y esta combinación podría precipitar una crisis que saturaría los servicios de salud”.  

Aunque la vacuna contra la influenza no evita que las personas se enfermen, porque puede ocurrir, si evita complicaciones que pueden conducir hasta la muerte, como quedó comprobado durante la temporada pasada de influenza 2019-2020, debido a que datos del Sistema de Vigilancia, de la Dirección General de Epidemiología Federal, señalan que durante la pasada temporada se reportaron 6,344 casos positivos y 369 defunciones encontrando en las víctimas no se habían aplicado la vacuna contra esta enfermedad en el 94 por ciento de los casos, en tanto que el predominio del subtipo viral que se encontró fue el de A(H1N1), tanto en casos confirmados y en los fallecidos.  

En este mismo sentido, puntualizó que al contar con la ventaja de poder aplicarnos la vacuna contra la Influenza, y que además es gratis en el sector salud en nuestro país,  es suficiente para poder adoptar la mejor medida de prevención contra la Influenza “por lo que el llamado es a que este año seamos particularmente activos y proactivos en acudir por esta vacuna y de forma primordial todas las personas pertenecientes a grupos de vulnerables, ya que en caso de enfermar podrían presentar complicaciones graves en: diabéticos, hipertensos, personas con problemas de obesidad, infantes desde los seis meses hasta los cinco años, adultos mayores de 60 años, mujeres embarazadas y personal de salud.  

En su oportunidad, la doctora Alejandrina Malacara, directora médica de laboratorios Sanofi Pasteur, coincidió en que “es muy importante no bajar la guardia y protegernos contra las enfermedades para las que ya tenemos una vacuna”.  

Enfatizó además, que en el contexto de la pandemia por la COVID-19 dicha empresa ha trabajado de manera particularmente ardua para traer a México casi 35 millones de dosis necesarias para inmunizar a estos grupos de riesgo mencionados, lo que representa un incremento inusual de casi 10 por ciento comparado con las temporadas previas.  

En la segunda mitad del mes de agosto, precisó, comenzaron a llegar las primeras dosis de la vacuna contra la influenza para continuar con su proceso local de autorización por parte de las autoridades sanitarias (Cofepris), y estar listas para su aplicación a partir del mes de octubre como cada año, tal y como ha comenzado a ocurrir a nivel nacional.

En relación al tipo de vacuna que se está aplicando, indicó que este año se suministra la vacuna trivalente, la cual, reiteró, es gratuita y únicamente está disponible en unidades de salud pública, por lo que advirtió, “no puede adquirirse en farmacias, hospitales privados o a través de internet y redes sociales”, en tanto que la vacuna para su suministro y comercialización en los consultorios y clínicas privadas estará disponible a partir de mediados de noviembre próximo.  

Debido a que ya se registró el primer caso de una persona que enfermó de ambos virus, COVID-19 e Influenza, el llamado fue a no bajar la guardia y mantener todas medidas de prevención posibles para evitar que se sumen más casos con ambas infecciones respiratorias, lo que podría saturar las áreas de terapia intensiva de los hospitales.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -