Nacional


La tercera fue la vencida... y Laura Rojas presidirá la Mesa Directiva

Condición. Antes de ser votada prometió desistirse de acciones de inconstitucionalidad y de los amparos. Fallido. Adame “siempre fue el mejor por la mayoría legislativa, sobre todo por la ‘parte dura morenista, con Padierna’

La tercera fue la vencida... y Laura Rojas presidirá la Mesa Directiva | La Crónica de Hoy

El pleno de la Cámara de Diputados eligió la noche ayer a la panista Laura Angélica Rojas Hernández como presidenta de la Mesa Directiva del Congreso para el segundo año de trabajo de la LXIV Legislatura, y quien obtuvo mayoría calificada con 349 votos a favor, 42 en contra y 37 abstenciones. Sustituye en la curul a Porfirio Muñoz Ledo, a cargo de este órgano de gobierno a lo largo de doce meses.

Momentos antes de que su nombramiento fuera aprobado por la mayoría de los legisladores de Morena y sus aliados del PT, PES y PVEM, además del voto del PRI, Movimiento Ciudadano y PRD, la legisladora cercana al exsecretario de Gobernación en el gobierno foxista, Santiago Creel, pidió la palabra desde su curul: “En atención (a) que he sido propuesta para presidir la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, quiero compartirles que —en caso de resultar electa— me desistiré de las acciones de inconstitucionalidad y de los amparos en los que he participado. Esto en cumplimiento a la obligación que tiene el presidente de la Mesa Directiva de conducirse en todo momento con imparcialidad y con institucionalidad”.

Esto reflejaba parte del gran acuerdo político que Mario Delgado, presidente de la Junta Coordinación Política (Jucopo) en San Lázaro, debió construir antes de que la planilla propuesta por el coordinador del parlamentario del blanquiazul llegara al Pleno con una tercera ronda de nombres desechables.

Alrededor del mediodía de ayer, Rojas fue vista junto a Delgado y otro panista platicando en el frontispicio de San Lázaro.

Por la noche, la hoy presidenta de la Mesa Directiva, dijo que los coordinadores son quienes deben dar detalles del acuerdo.

En días previos, Porfirio Muñoz Ledo —quien dimitió al cargo el pasado martes tras ser llamado decenas de veces espurio por la bancada panista— había sentenciado que “la Mesa Directiva no podía ser ocupada por ningún legislador que hubiera interpuesto amparos contra las reformas aprobadas durante el primer año de trabajo de la LXIV Legislatura, dominada por Morena con 262 diputados.

Se abrazó a Muñoz Ledo. Aproximadamente a las 19:24 horas, Rojas Hernández fue llamada por Muñoz Ledo para jurar el cargo. Ahí se dirigió al presidente saliente, el que había dimitido a seguir al frente de la conducción legislativa. Le dijo algunas palabras y le rodeó con sus brazos.

Dos minutos después, ella tomó protesta al resto de los integrantes de esta Mesa: vicepresidentes, Dolores Padierna (Morena), Marco Antonio Adame (PAN) y Dulce María Sauri Riancho (PRI). A los secretarios Karla Yuritzi Almazán Burgos (Morena), Lizbeth Mata Lozano (PAN), Sara Rocha Medina (PRI), Héctor René Cruz Aparicio (PES), Maribel Martínez Ruiz (PT), Carmen Julieta Macías Rábago (MC), Mónica Bautista Rodríguez (PRD) Jesús Carlos Vidal Peniche (PVEM).

La jornada finalmente tuvo un desenlace terso, puesto que se preveía una dura batalla, principalmente, porque Marco Antonio Adame era la figura que los diputados morenistas querían que encabezara la lista.

La presidencia de la Mesa Directiva pendía de que la bancada del PAN presentara en alguna planilla el apellido Adame, quien seguirá como vicepresidente de este órgano de gobierno. Este perfil “siempre fue el mejor por la mayoría legislativa, sobre todo por la ‘parte dura morenista, con Dolores Padierna’” Si ese nombre no aparecía en algún momento durante la sesión del jueves en San Lázaro, el pleno camaral se barajaba que podría elegirlo y aprobarlo hacia las 11:59 de la noche de este 5 de septiembre de no llegar al “gran acuerdo político”.

Marco Antonio Adame no era la opción de los panistas, mucho menos del líder nacional, Marko Cortés, a quien Mario Delgado, presidente de Junta de Coordinación Política (Jucopo), lo señaló de inmiscuirse en asuntos internos del Palacio Legislativo, por ello querían al exgobernador del estado de Morelos, cuya entidad perdieron los panistas y hoy es gobernado por el futbolista Cuauhtémoc Blanco, de la coalición Juntos Haremos Historia.

Fue el propio Adame quien salió ayer a dar una conferencia en el palco del recinto legislativo para enfatizar: “Aceptaré ser el vicepresidente de la Mesa Directiva, que es lo que propone mi bancada y mi líder nacional, Marko Cortés”.

Al final de la sesión, la nueva presidenta de la Mesa Directiva dirigió un pequeño discurso a todos los diputados: “Agradezco a todos los grupos parlamentarios por su confianza, especialmente a los coordinadores, que han hecho un enorme esfuerzo por construir un acuerdo, que nos ha permitido, que nos ha permitido mantener la institucionalidad.

“Busquemos encontrarnos en las coincidencias más que en las diferencias, porque esta patria, en trance perpetuo de edificación, reclama de todos nosotros”.

Espero que sea la última de la partidocracia

Luego dio una conferencia en la que reiteró su compromiso, y aseguró que no fue que Morena haya pedido que se desistiera de los amparos (colectivos), sino que es su convicción-

En tanto, Porfirio Muñoz Ledo, el parlamentario de todos los tiempos, en el ala morenista dijo: “La ley ha sido suplida por Jucopo. Espero que sea la última decisión de la partidocracia”.

Sobre las injurias de la bancada panista, el legislador multihomenajeado y ovacionado indicó que ahora “ya están muy mansitos”.

Expresó que las injurias están siendo detectadas por videos y fotografías, que serán llevadas a la Comisión de Ética.

“Yo soy legislador y lo seguiré siendo, y aquí estaré presentado iniciativas”, así concluyó esta etapa en la que algunos mostraron “rabia”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -