Opinión


La transformación del derecho en marcha

La transformación del derecho en marcha | La Crónica de Hoy

El pasado 4 de febrero, presenté en la Facultad de Derecho de la Universidad Panamericana la sexta edición del libro Nuevo Derecho Administrativo que escribí en coautoría con el Ministro Sergio Valls. En el acto académico participaron el Dr. José Antonio Lozano Diez, el Ministro Javier Laynez Potisek, el Maestro Félix Todd, el Magistrado Guillermo Valls Esponda, el Dr. Jaime Rodríguez Arana y el Dr. Luis José Béjar, a quienes expresé mi gratitud, por sus palabras elogiosas a mi persona y a la obra.

Estoy convencido que la transformación del derecho está en marcha, sigue en marcha desde la década de los ochenta y, a pesar de los tiempos aciagos que vivimos de un extremo voluntarismo político en el mundo, México no es la excepción, la ampliación de las libertades y los derechos de las personas es la ruta inevitable para la mitad del Siglo XXI, con todo y los tropiezos autoritarios que pudieran presentarse. El populismo es un modelo fracasado, que entusiasma, pero lleva a los pueblos a la miseria, la derrota y la consecuente desesperanza.

En la tercera edición expresamos “Nuevo Derecho Administrativo es una obra que ha ido gestándose conforme se desarrolla el orden jurídico mexicano, que es más que la legislación administrativa … el libro es un registro -teórico y sistematizado- de las transformaciones del derecho de la primera década del siglo XXI”. 

En la cuarta edición, di cuenta, en el tiempo breve que transcurrió entre una edición y otra, que ha habido cambios profundos en la Constitución en las materias de derechos humanos, juicio de amparo, transparencia, rendición de cuentas, educación, telecomunicaciones, radio difusión, energía, evaluación de políticas sociales, entre otros, así como la creación de siete órganos constitucionales autónomos y las empresas productivas del Estado. 

En la quinta edición, rehíce la clasificación de las personas públicas e incorporé en forma definitiva la categoría de entidades semi-gubernamentales, así como una breve descripción de los sistemas nacionales anticorrupción, transparencia y fiscalización, que se crearon e integraron en el trienio 2014-2017. Puedo afirmar con toda seguridad respecto del libro Nuevos Derecho Administrativo que la primera y la quinta ediciones son suficientemente distintas para incluso ser consideradas dos libros diferentes. 15 años después de la primera edición, inició una época política-administrativa marcada por el repudio a la corrupción y la falta de confianza de la ciudadanía en la gestión pública. 

La sexta edición incorpora el agotamiento del modelo neoliberal de Estado por la crisis de credibilidad social en sus propuestas políticas y económicas y la pérdida de la confianza de las personas en que el cambio gradual del capitalismo tecno-industrial globalizador es el camino hacia un desarrollo más incluyente. Sin embargo, hay que señalarlo, dos años después del repudio electoral de los gobiernos marcados por ese estigma, la ruta propuesta por los populismos no ha resultado mejor. La incertidumbre es creciente y la polarización social va en aumento.

La crisis sanitaria de la pandemia y el confinamiento social confirmó las limitaciones de las instituciones y la inoperancia de los gobiernos -en sus tres niveles- las organizaciones sociales y políticas y las instancias internacionales ante una amenaza desconocida como es la COVID-19.

La globalización del derecho pregonada y enseñada por muchos juristas exhibió su lado obscuro, pero también el discurso de aislamiento nacionalista y populista fue incapaz de convertirse en una acción de gobierno eficiente. 

Sin embargo, en medio de la derrota aparente y con las banderas arriadas, el Nuevo Derecho Administrativo, la transformación del derecho, que se basa en la gobernanza, las políticas públicas, el gobierno abierto, la participación ciudadana y la transparencia, sigue siendo la mejor propuesta de explicación de lo que ha sucedido y lo que debe suceder. La persona humana debe ser el centro de la acción social. Lo contrario es una aberración que históricamente ha conducido a las tragedias más “espeluznantes” de la humanidad. La concentración del poder en una persona o grupo es la antesala del desprecio al derecho. 

La obra Nuevo Derecho Administrativo aborda la trascendencia de las autonomías constitucionales -que algunos señalan que estorban- y la necesidad de que haya mayores garantías para el ejercicio de la libertad bajo la premisa del respeto a un orden jurídico que consolide la democracia, la igualdad y el desarrollo sustentable incluyente. 

Este libro es producto de la pasión por el derecho público y sigo convencido que el derecho se aprende con el estudio y se aprehende con el compromiso cotidiano. Quien hace derecho y se dedica a su investigación es un explorador permanente. Los invito a leerlo. Vale.

Socio director de Sideris, Consultoría Legal

cmatutegonzalez@gmail.com

Facebook.com/cmatutegonzalez

Twitter @cmatutegonzalez

www.carlosmatute.com.mx

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -