Academia


“La verdadera fuga de cerebros es interna: millones de niños sin acceso a la ciencia”: Alejandro Frank Hoeflich

Hace más de una década, Alejandro Frank Hoeflich y un grupo de científicos tuvieron la iniciativa de poner en marcha el Programa Adopte un Talento (PAUTA), el cual ha permitido acercar a niños y jóvenes de diferentes estados a la cultura y la ciencia, apropiarse del conocimiento y despertar en ellos vocaciones relacionadas con éstas.

“La verdadera fuga de cerebros es interna: millones de niños sin acceso a la ciencia”: Alejandro Frank Hoeflich | La Crónica de Hoy

Hace más de una década, Alejandro Frank Hoeflich y un grupo de científicos tuvieron la iniciativa de poner en marcha el Programa Adopte un Talento (PAUTA), el cual ha permitido acercar a niños y jóvenes de diferentes estados a la cultura y la ciencia, apropiarse del conocimiento y despertar en ellos vocaciones relacionadas con éstas.

Además de su destacada labor científica, Frank Hoeflich fue reconocido con el Premio Crónica por este trabajo. “La experiencia de trabajar con PAUTA en diversas comunidades en la última década ha sido extraordinaria. Hemos comprobado que el talento florece en todas partes cuando se fomenta y protege, y que la verdadera fuga de cerebros es interna: se trata de los millones de niños a los que no les damos la oportunidad de acceder a la ciencia y a la cultura y, con ello, participar en la construcción de un futuro mejor para ellos y para México”.

Durante el evento, realizado ayer en el Auditorio Jaime Torres Bodet del Museo Nacional de Antropología, el director del Centro de Ciencias de la Complejidad de la UNAM señaló que lo anterior es evidencia suficiente para que el gobierno no escatime apoyos a la educación y a las oportunidades que otorga a niños y jóvenes del país, a nombre de quienes recibió el Premio Crónica en el área de Academia.

“Señor presidente Andrés Manuel López Obrador, es prioritario dar impulso a la formación científica y humanística de nuestros jóvenes, que merecen vivir en un mundo mejor. Estos niños y jóvenes talentosos, llenos de esperanza, son nuestro más importante recurso natural”.

Al inicio de su participación, el miembro de El Colegio Nacional e investigador del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM dijo que convivir con niños y jóvenes es parte de los “privilegios” que ha tenido como investigador. Porque sí, los científicos e investigadores del país tienen privilegios —en alusión a las sentencias que ha hecho de la comunidad el Presidente—, pero no son económicos, enfatizó.

“La vida de un académico es muy privilegiada, pero no de privilegios económicos; la academia es una carrera llena de esfuerzo, retos en incertidumbres, el camino es largo. Es uno donde el mérito se gana paso a paso, con voluntad y pasión. El mayor privilegio, sin duda, es vivir rodeado de jóvenes ávidos de conocer y aprender; al lado de colegas cuyo interés principal es descubrir y comprender, a tratar de resolver problemas de toda índole y luego transmitir el conocimiento. Es un privilegio conocer el mundo a través de este lenguaje universal que es la ciencia que, junto con la expresión artística, conforman los mayores logros culturales de la humanidad”.

La ciencia, añadió, es una empresa noble por naturaleza, a lo largo de la cual ha tenido el privilegio de encontrar a grandes científicos y maestros, como Marcos Moshinsky  y Miguel León-Portilla, que son orgullo para el país. También he vivido al lado de compañeros brillantes  y alumnos que han reafirmado mi convicción de que nada, además de mi familia y mi compañera, ha valido más la pena. No cambiaría mi profesión por ninguna otra”.

Ante un escenario nacional donde desde el gobierno federal se ha deslegitimado la actividad académica y de investigación, Frank lanzó otro mensaje al Presidente: 

“Señor presidente López Obrador, es urgente reconocer y apoyar firmemente a la ciencia de nuestro país y otorgarle el papel, largamente postergado, de motor esencial para el desarrollo sustentable, soberanía e independencia tecnológica. Tenemos la tarea urgente de superar nuestras diferencias para enfrentar juntos los grandes problemas sociales, ambientales, educativos y de salud pública que padecemos. Sólo con la participación de todos y, particularmente de la comunidad científica mexicana, podremos hacer frente a las amenazas que se avecinan y nos permitirán proteger el medio ambiente y combatir el cambio climático”.

La presentación del galardonado estuvo a cargo de Gerardo Herrera Corral —investigador del Cinvestav y Premio Crónica 2017— quien destacó dos de sus más importantes obras. La primera en su investigación sobre supersimetría, cuyo descubrimiento y entendimiento resolvería problemas profundos de la física. “La otra gran obra es PAUTA, que ha tendido puentes entre la ciencia y la niñez”.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -