Opinión


Las ¿malditas? redes sociales

Las ¿malditas? redes sociales | La Crónica de Hoy

SEN. RICARDO MONREAL,

LÍDER DE LA BANCADA DE MORENA:

+La violencia crea más problemas 

sociales de los que resuelve

Martin Luther King

 

Fue tal la reacción a su proyecto de ley para regular las redes sociales, que debió poner en pausa el asunto y convocar a un parlamento abierto.

El tema de la regulación de las redes no es nuevo, senador Monreal. Ahí está la iniciativa global Principios de Manila (2015), un “documento elaborado por una coalición de organizaciones de la sociedad civil”, como una guía de buenas prácticas para que los gobiernos y los intermediarios de internet determinen responsabilidades y derechos.

Del otro lado del Atlántico, el Parlamento Europeo discute la actualización de las Normas de Servicios Digitales (DSA) y de Mercados Digitales (DMA).  Llama la atención que para su elaboración partieron de un punto en común: lo que es ilegal offline, también lo es online.

Le pregunto, don Ricardo, ¿por qué el súbito interés del presidente López Obrador en regular las redes, si hace apenas unos meses las calificaba de benditas? ¿Fue realmente por la suspensión de la cuenta de Donald Trump en Twitter..? 

Y suponiendo, sin conceder, que ese haya sido el origen, le sugiero comentar con el presidente las normas denominadas Líderes mundiales en Twitter: principios y enfoque, pues ahí la plataforma deja en claro que su “misión es ser un foro entre los usuarios y los líderes,” pero que también los líderes han de seguir algunas normas básicas.

Sabemos que mister Tump gusta de insultar a sus adversarios e inventar fake news sobre ellos. Twitter aguantó la cuenta, al fin y al cabo había medios tradicionales y expertos que iban contando sus afirmaciones falaces y medias verdades (¿le suena familiar..?)

Después Trump arguyó fraude y que le estaban robando las elecciones. Ahí fue cuando Twitter puso una nota sobre los tuits del todavía presidente, señalando que dicha información no estaba verificada. No hubo censura, nada más una alerta para los usuarios. 

Los tuits de Trump del 6 de enero y el asalto al Capitolio ya fueron demasiado. Las normas de Twitter son muy claras sobre la incitación a la violencia; la empresa no permite que la usen como herramienta para tal fin. 

Para AMLO -que no para la iniciativa por usted promovida-,  eso fue censura, algo difícil de creer ya que más allá de las normas de Twitter, el exhorto a la insurrección hecho por Trump rebasó por mucho su derecho a la libertad de expresión y por ello sus tuits incluso forman parte de las pruebas en su contra por el juicio político que se le sigue, pues pueden ser constitutivos de delito. 

Y de vuelta al territorio nacional, en nuestras próximas elecciones las redes sociales jugarán un papel importante y que por ahí anda la preocupación del presidente. 

Según las normas de Twitter, un líder no debe subir noticias falsas a sus cuentas. Leo con atención los tuits del presidente; no son mentiras, pero tampoco verdades. Están plagados de esa visión triunfalista e irreal sobre la situación del país. 

Y más me preocupa que López Obrador -reacio a respetar normas y más cuando son externas- no coincida con los resultados electorales si no responden a sus expectativas y los rechace, por ser muy capaz de acusar de fraude  al INE y de incitar a sus seguidores, vía redes, a defender el voto para seguir adelante con su 4ª Transformación. 

Conociendo a los amlovers, no quisiera que México  se viera en el espejo del asalto al Capitolio… 

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com 

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -