Opinión


Las chivas piden el Var

Las chivas piden el Var | La Crónica de Hoy

Las chivas piden el Var

El papa Francisco es un hombre de fe. Tiene influencias en lo más alto.

Acaso por eso tuvo el temple de aceptar una playera del Cruz Azul previo a una visita que hizo a la Basílica de Guadalupe.

Sabía que era de mal agüero, y aceptarla fue como un abrazo fraterno a los cementeros que tan mal la han pasado desde tiempos del papa Juan Pablo II.

Francisco no deja de sorprender a los aficionados al soccer y ayer se le ocurrió mandar bendiciones a las Águilas del América, cuyo lema, “ódiame más”, no es gratuito.

Lo hizo pocas horas antes del clásico con las (no tan) sagradas Chivas Rayadas del Guadalajara, que andan por la calle de la amargura.

Los aficionados tapatíos pidieron el Var para revisar las bendiciones papales en cámara lenta.

Ni modo que digan que el Papa es un árbitro vendido.

 

La prueba del ácido

La obligación de la autoridad capitalina es encontrar un espacio de actuación entre el vandalismo y la represión.

Es un falso dilema decir que ejercer la ley desbordaría la violencia. La violencia ya se desborda por sí misma.

De los cien encapuchados que causaron destrozos el día 26 en el Centro Histórico de la CDMX no hay ni uno solo detenido y ni uno solo ha sido expuesto sin capucha.

La impunidad es una invitación para repetir.

La siguiente gran prueba es el 2 de octubre, que no se olvida. Seguramente esos cien encapuchados volverán a las andadas.

Marchar y expresar ideas con consignas o pancartas es un derecho ciudadano que no está a discusión. Destruir comercios y vandalizar edificios públicos son delitos.

Los ciudadanos tienen derecho a saber de parte de quién actúan los anarco-conservadores.

 

Un bocón tres visiones

Donald Trump no es un aliado confiable. Siempre que puede llevar agua a su molino pasando por encima de quien sea.

Su frase: estoy usando a México para contener a los migrantes fue grosera y un golpe bajo para su aliado.

El presidente López Obrador que ha tenido que contenerse muchas veces, esta vez se limitó a decir que el no incurre en balandronadas.

El senador Martí Batres fue mucho más contundente: dijo que se trata de dichos inadmisibles que no se pueden dejar pasar.

El único que hasta el momento no ha dicho ni pío es el canciller Marcelo Ebrard, a pesar de que las relaciones con el exterior son su chamba.

Los integrantes de la bancada del PAN en el Senado buscan que Ebrard comparezca para que explique su silencio.

 

Fue legal

Las protestas en contra de la remoción del Fiscal Estatal de Veracruz, Jorge Winkler, toparon con pared.

La vía legal por lo pronto quedó cerrada. La Suprema Corte de Justicia de la Nación ya dijo que se trató un proceso legal y que el Congreso del estado sí tenía atribución de removerlo.

La defensa de Winkler tiene que buscar otras opciones, pues pesan sobre el exfuncionario dos órdenes de aprehensión.

Ojalá que al final del jaloneo entre políticos la seguridad de Veracruz salga ganando.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -