Mundo


Las milicias kurdas declaran la aniquilación total del Estado Islámico

Las Fuerzas de Siria Democrática conquistan Al Baguz, último enclave del grupo terrorista, cuyo califato proclamado en 2014, que llegó a tener una superficie similar a la de Reino Unido, ya es historia

Las milicias kurdas declaran la aniquilación total del Estado Islámico | La Crónica de Hoy

El territorio del califato, proclamado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en 2014 en Siria e Irak, quedó ayer completamente borrado del mapa, tras concluir los combates en los que cayeron los últimos yihadistas que resistían en la población siria de Al Baguz.

Las milicias kurdas que han combatido al grupo yihadista en los últimos meses anunciaron el esperado final del dominio territorial del EI a primera hora de la mañana, hora local, después del final de los combates que se adentraron en la noche del viernes en esta pequeña población rural cercana a la frontera iraquí.

A finales de 2014, en el momento de su máxima expansión, el Estado Islámico dominaba un territorio, entre Siria e Irak, equivalente a la superficie total de Reino Unido; hoy, el territorio del califato del grupo terrorista es cero.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza armada que aglutina principalmente a kurdos, se apresuraron a celebrar la conquista de Al Baguz izando su bandera amarilla, en la que sobresale un mapa de Siria, en las azoteas de los edificios carcomidos por la metralla y los obuses.

Para oficializar la victoria, las FSD celebraron un desfile militar y una ceremonia en una base situada en el campo petrolero de Al Omar, desde donde se ha dirigido la campaña en los últimos meses.

11 MIL MUERTOS. En la ceremonia, las FSD dedicaron la victoria a sus 11 mil combatientes fallecidos en estos cinco años, y aseguraron que otros 21 mil fueron heridos, entre ellos cientos de extranjeros.

Rodeado de su cúpula militar y de dirigentes la coalición internacional, en un estrado decorado por las banderas de las FSD y de EU, el comandante en jefe de las FSD, Mazloum Kobani, proclamó la victoria contra los yihadistas en un discurso ante centenares de soldados, con las combatientes de las YPJ, la brigada femenina kurda, en primera fila.

 “RESURGIRÁN”. Pero la derrota militar del EI, advirtió el comandante, no supone el final de la banda terrorista, que volverá a operar en la clandestinidad, tal y como hace en el vecino Irak, y continuará siendo un “peligro para la región y para el mundo”.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -