Cultura


Las mujeres tienen la palabra y bajarán a tierra la filosofía para aplicarla

Fanny del Río publica Las filósofas tienen la palabra que recoge entrevistas con 10 filósofas mexicanas / “Vi en las mujeres una preocupación por socializar temas como pobreza, violencia, bioética…”

Las mujeres tienen la palabra y bajarán a tierra la filosofía para aplicarla | La Crónica de Hoy

La justicia es racional, por tanto, una sociedad injusta es una sociedad irracional, las políticas públicas tienen un compromiso con la igualdad y la responsabilidad de una mujer despierta para hacerle ver a las otras lo que uno ha visto. Estas son algunas reflexiones de la filosofía mexicana hecha por mujeres que se reúnen en el libro Las filósofas tienen la palabra

La obra publicada por Fanny del Río y editada por Siglo Veintiuno Editores presenta diez entrevistas a filósofas mexicanas que desde los años 50 del siglo pasado han aportado conocimiento al país: Virginia Aspe, Paulette Dieterlen, Kim Diaz, Maite Ezcurdia, Juliana González, Olbeth Hansberg, María Pía Lara, Fernanda Navarro, Paulina Rivero y Carmen Rovira. 

“Me pareció importante tener el testimonio directo de diez filósofas y darles la voz para que ellas contaran cómo había sido su experiencia de estudiar filosofía, lo que ellas veían o qué temas les importaba. Busqué la reflexión sobre la poca presencia de la mujer en la academia y en la historia de la filosofía”, comenta Del Río. 

La más decana de las entrevistadas es Carmen Rovira, quien en 1958 publicó una de sus obras vitales Eclécticos portugueses del siglo XVIII y algunas de sus influencias en América y quien asegura que la filosofía mexicana es política y que la utopía y el humanismo son sus principales categorías.  

“En el libro podemos ver el desarrollo de la filosofía desde los años 40 hasta nuestros días porque también tenemos a Kim Diaz, filósofa de origen mexicano nacida en el paso Texas que ha hecho filosofía mexicana en inglés en las universidades estadounidenses y forma parte de un grupo de filósofos con departamentos de filosofía mexicana en sus universidades”, detalla la autora.

Con el libro, Del Río también muestra ejemplos de mujeres que se sobrepusieron a sus condiciones familiares, económicas y de violencia. 

“Me parecía fundamental que en un país donde tenemos la violencia institucional y cotidiana contra la mujer existan modelos a seguir, que las demás vean que las filósofas que entrevisté han tenido una vida maravillosa, desafiante, pero que a ninguna se le impidió dedicarse a la filosofía ni se les impidió tener una vida e intereses”, indica. 

La autora destaca una condición peculiar: ellas buscan bajar a tierra la filosofía para aplicarla. 

“Están ahí bioética, zapatismo, pobreza, desigualdad…hay hombres que se dedican a esos temas pero, de alguna manera, sí vi en las mujeres una mayor preocupación por traer esa filosofía a lo cotidiano, a la vida, a la reflexión sobre temas importantes en México: pobreza, violencia, bioética, los movimientos sociales”, expresa. 

SILENCIADAS. La autora y también filósofa notó la falta de referencias anteriores sobre quiénes son las filósofas en México, por lo que inició una investigación. “No está documentado qué hacen y por eso es importante dar este testimonio”. 

Fanny del Río recurrió a Wikipedia para saber si existía un apartado de mujeres filósofas. “Vas a la página en inglés y hay una lista de, por lo menos, 300 mujeres en filosofía pero estamos hablando desde la antigua Grecia hasta hoy con Martha Nussbaum, y en nuestro caso, la única filósofa que algunos libros de historia mencionan es Sor Juana Inés de la Cruz”. 

La investigación de la autora parte del año 1943 con la publicación del libro Historia de la filosofía en México, de Samuel Ramos. “Antes de 1943, había muchas mujeres estudiando filosofía, publicando libros y haciendo estudios sobre una gran cantidad de temas. Un dato con el que me crucé fue que en la biblioteca de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM está la primera tesis de posgrado que se publicó en México, en 1933, es de una mujer: Paula Gómez Alonso y se llama La cultura femenina”, platica. 

Del Río añade que eso evidencia la presencia de mujeres estudiando en la universidad. “Paula escribió muchos libros y fue una docente muy importante en filosofía, sin embargo, Samuel Ramos en su libro de 1943 no la menciona y no menciona a ninguna mujer”. 

La autora añade que hubo una serie de alumnas de José Gaos: Rosario Castellanos, Victoria Junco, Olga Victoria Quiroz Martínez, Carmen Rovira y Rosa Krauze, quienes publicaron a partir de los años 50 del siglo XX.

“En 1963 aparece otro libro Estudios sobre la filosofía en México y tampoco hay una mención de estas mujeres a pesar de los libros que ya habían publicado y a pesar de que tenían una presencia importante”, enfatiza. 

Actualmente, comenta Del Río, en la UNAM no existe un posgrado de filosofía mexicana ni estudios especializados sobre filosofía mexicana hecha por mujeres. Ante ese panorama y a partir del libro, la autora junto con otras filósofas crearon la Red Mexicana de Mujeres Filósofas (@ReMMuF). 

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -