Opinión


Ley Olimpia contra la violencia sexual y digital

Ley Olimpia contra la violencia sexual y digital | La Crónica de Hoy

El caso de Olimpia Coral Melo es ilustrativo. Ayuda a entender el entramado de violencia sexual y psicológica que padece una persona cuando sin su consentimiento se difunden contenidos íntimos y sexuales a través de cualquier plataforma digital o análoga.

Olimpia tenía 18 años cuando un video sexual de ella y su novio se difundió, a través de WhatsApp en su localidad, Huachinango, Puebla. En el video se veía sobre todo ella desnuda. Nunca supo quién o por qué lo difundió. Su pareja la dejó sola y negó que él fuera quien aparecía en el video. La gente comenzó a compartirlo, y a especular acerca de su vida sexual y juzgarla, relató Olimpia para la BBC.

En el reportaje, Olimpia relata que “un periódico local se vendió como pan caliente con una portada en la que decían que yo, una chica que tenía futuro, estaba quemada en las redes sociales”. “Lucraron con mi cuerpo”, resalta.

Olimpia intentó suicidarse tres veces y la apodaron como “la gordibuena de Huachinango”. Afortunadamente tuvo el apoyo de su mamá que intentó protegerla pese al acoso y violencia que sufrió tanto en internet como en su vida diaria.

Entendió, también, el tipo de  violencia que estaba sufriendo y que no sólo ella la padecía. Contactó a otras mujeres que estaban sufriendo el mismo ciberacoso por la difusión de material sexual e impulsaron una ley que se aprobó primero en Puebla y en otros diez estados más.

La ley Olimpia, así llamada en su honor, busca que se reconozcan los delitos contra la intimidad, es decir, la difusión de contenido íntimo sin consentimiento; el ciberacoso, que es violencia sexual en internet, y por último, la ley de acceso para que las instituciones se concienticen sobre cuáles son los derechos sexuales y qué es la violencia, y que sea igualmente difundido a la población.

El camino ha sido largo. Inició en el 2014 y se topó con funcionarios y diputados que le dijeron que no podían apoyar la ley porque sería “avalar la putería”. Sin embargo, es importante que muy pronto todos los estados avalen la ley Olimpia para proteger a las personas y evitar que se sigan difundiendo material íntimo sin consentimiento.

Necesitamos también garantizar una educación sexual integral que incluye que se deje de juzgar las prácticas y decisiones acerca de la expresión sexual. No existe la putería. No hay ningún problema porque una persona decida realizar un video sexual o tomarse fotos íntimas. Es parte de su goce de la sexualidad. Realmente lo que está mal es difundir material íntimo no consentido y contribuir al linchamiento digital, que trae problemas graves y problemas emocionales.

Esta ley es importante porque busca no sólo castigar a los que distribuyen el contenido sexual, sino también concientizar a la sociedad. No podemos seguir en una actitud moralina y hacer juicios de valor acerca de la sexualidad de otros.

La educación sexual integral tiene que enseñarse desde esta perspectiva sobre todo a adolescentes y buscar reeducar a los adultos.

Y por fa, ya salte de ese grupo de WhatsApp con tus amigos donde comparten fotografías y videos de mujeres desnudas. No seas un cómplice de la violencia sexual contra las mujeres.

El sexting no tiene nada malo, siempre y cuando las personas involucradas lo hagan de forma consensuada.

 

wengarrido@gmail.com
Twitter: @wendygarridog

 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -