Mundo


Líderes de AL denuncian el acaparamiento de vacunas en la Cumbre Iberoamericana

“El privilegio de unos pocos pone en riesgo a la humanidad entera”, dijo el presidente colombiano, Iván Duque; “Los países ricos han comprado más de la mitad de las vacunas en el mundo cuando representan al 16 por ciento de la población mundial”, recordó el mandatario boliviano, Luis Arce.

Líderes de AL denuncian el acaparamiento de vacunas en la Cumbre Iberoamericana | La Crónica de Hoy

De izquierda a derecha: El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, el primer ministro de Portugal, António Costa, el rey de España, Felipe VI, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, el jefe de gobierno de Andorrra, Xavier Espot, el pre

La XXVII Cumbre Iberoamericana, que se celebra en Andorra, arrancó este miércoles con la mayoría de los participantes interviniendo por vía telemática, aunque algunos líderes sí viajaron al país pirenaico. Así lo hicieron los representantes españoles y portugueses, además de los latinoamericanos Alejandro Gimmattei, presidente de Guatemala y Luis Abinader, presidente de República Dominicana.

Fue precisamente este último quien dio el banderazo de salida a uno de los temas principales de la cumbre: las vacunas contra la COVID-19. Abinader denunció "la política de acaparamiento" de los países más ricos en la distribución, una actitud que tildó de "lamentable e injusta" y "en contradicción con toda noción de solidaridad humana".

"El mundo ha llegado a un punto de inflexión que obliga a plantearnos otro modelo de desarrollo, justo, verde y sostenible. Triunfaremos juntos o fracasaremos separados. La decisión es sólo nuestra", advirtió Abinader, quien presidirá la cumbre de 2022, en República Dominicana.

En conferencia telemática compareció la mayoría de líderes latinoamericanos, como el argentino Alberto Fernández, quien denunció que “La iniciativa Covax es claramente insuficiente (y) debe ser reforzada”, en referencia al programa de solidaridad de vacunas que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Una de las frases más contundentes fue la que pronunció el presidente colombiano, Iván Duque, quien recordó que “nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo. El privilegio de unos pocos pone en riesgo a la humanidad entera”. “El virus muta y sus mutaciones pueden tornarse desafiantes al desarrollo de las vacunas”, sentenció Duque.

En parámetros similares se expresó el presidente boliviano, Luis Arce, quien recordó que  “los países ricos han comprado más de la mitad de las vacunas en el mundo cuando representan al 16 por ciento de la población mundial. Más de 100 países no han empezado a vacunar”. “La ciencia médica debe estar al servicio del ser humano, el acceso a la vacuna debe ser un derecho humano”, remachó.

El presidente saliente de Ecuador, Lenín Moreno, puso la puntilla, afirmando: “No tenemos recursos para (frenar) una nueva ola (de COVID-19). No exagero si digo que podríamos llegar a un escenario apocalíptico. Las vacunas deben ser un bien público mundial”.

Otros mandatarios, como el chileno Sebastián Piñera y el costarricense Carlos Alvarado se expresaron en términos parecidos, todos ellos, a través de videoconferencia, como se han celebrado casi todas las cumbres mundiales desde el año pasado debido precisamente a la pandemia.

A la cumbre asisten también el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, proclamado ahora también líder del Partido Comunista de la isla, quien recordó que su país está cerca de certificar su propia vacuna anticovid.

MADURO SE BORRA

Estaba previsto que en la cumbre participara también el dictador venezolano, Nicolás Maduro, pero este anunció a última hora que cancelaba su comparecencia telemática.

El presidente Pedro Sánchez y el rey Felipe VI representaron a España en la cumbre; mientras Portugal contó con la participan de su presidente, Marcelo Rebelo de Sousa, y el primer ministro, António Costa. También estuvieron presentes el jefe de gobierno de Andorrra, Xavier Espot y la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan.

Con información de EFE y El País.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -