Metrópoli


Listo, el Túnel Emisor Oriente... tardaron 11 años

La megaobra desalojará las aguas residuales y pluviales desde el río de los Remedios, en la alcaldía Gustavo A. Madero y el municipio mexiquense de Ecatepec, a lo largo de 62.4 kilómetros, hasta El Salto, en Tula, Hidalgo.

Listo, el Túnel Emisor Oriente... tardaron 11 años | La Crónica de Hoy

El Túnel Emisor Oriente se construyó durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto; sin embargo, será inaugurado bajo el mandato de Andrés Manuel López Obrador. (Foto: Notimex)

Once años tardaron los gobiernos de dos administraciones en construir el Túnel Emisor Oriente (TEO), “una obra monumental, necesaria y la más importante en la ingeniería hidráulica en los últimos 40 años”, según la Conagua.

Ayer, luego de varios atrasos, fue entregada la obra proyectada para resolver los problemas de inundaciones en la zona oriente del Valle de México, gracias a que tiene una capacidad de conducción de 150 mil litros por segundo de aguas residuales y de lluvia.

El Túnel Emisor Oriente será inaugurado en los próximos días por el presidente, Andrés Manuel López Obrador. “Se había anunciado para julio pasado, pero nos retrasamos por unas filtraciones al final, pero ya está listo para cuando el Sistema de Aguas de Ciudad de México y la Comisión de Aguas del Estado de México lo decidan”, expuso Luis Manuel Rivera, encargado de la construcción.

A bordo de camionetas, la Conagua realizó un recorrido por los últimos 15 de los 62.4 kilómetros subterráneos del nuevo emisor metropolitano del Valle de México.

“El símil que podemos hacer es que el Túnel Emisor Oriente podría llenar 15 pipas de 10 mil litros en un segundo o el Estadio Azteca en tres horas y media, pero no la cancha, todo el inmueble”, explicó Rivera García. Asimismo comentó que en 90 días hará el finiquito con el consorcio constructor, sin mayores complicaciones.

Cabe recordar que la obra tardó 11 años en ser concluida y que costó entre cuatro y cinco veces más de lo planeado, entre otros motivos, porque arrancó sin un plan o con un plan incompleto, además de que faltó hacer estudios de suelo.

HISTÓRICA. El Túnel Emisor Oriente (TEO) ha sido catalogado como una de las obras hidráulicas más importantes del mundo.

El proyecto, cuya construcción tomó más de una década, forma parte del Sistema de Drenaje Profundo de la Ciudad de México y servirá para ­desalojar las aguas residuales y de lluvia de la capital y la zona conurbada, mitigando así el riesgo de inundaciones.

Con el paso del tiempo, la capacidad de desagüe disminuyó 40%, de 280 (1975) a 165 m³/s (2007), mientras que la población aumentó de 10 a 19 millones en ese mismo periodo.

La obra cuenta con 62.4 kilómetros de longitud y 7 metros de diámetro, además de 25 lumbreras de 25 a 120 metros de profundidad.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -