Nacional


Lo secuestraron y la Fiscalía no hizo nada; tiene roces con “mascotitas” de la mañanera y lo vinculan a proceso penal

Un absurdo total de Fiscalía supuestamente dedicada a cuidar a la prensa del país. Un altercado, como hay cientos entre reporteros, ha sido judicializado por la Feadle a cargo de Ricardo Sánchez Pérez del Pozo; una riña sin lesionados, sin amenazas, entre periodistas con visiones diferentes, es llevada ante un juez, algo que no ha ocurrido en casos de reporteros asesinados o amenazados desde el gobierno o por el narco

Lo secuestraron y la Fiscalía no hizo nada; tiene roces con “mascotitas” de la mañanera y lo vinculan a proceso penal | La Crónica de Hoy

Daniel Blancas Madrigal, reportero de Crónica y permanente crítico de acciones gubernamentales mal encaminadas, fue vinculado este sábado a proceso penal después de que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (Feadle) realizara una indagatoria increíblemente detallada (que incluyó, por ejemplo, declaraciones de mamás sobre “la angustia” de sus hijos reporteros al asistir a la mañanera) con el propósito de comprobar que un desencuentro de Blancas con comunicadores incondicionales del Presidente, conocidos como “las mascotitas de la mañanera”, constituye un ataque a la libertad de expresión.

Ese desencuentro, ocurrido el 4 de marzo de 2020, terminó en gritos, empujones y manotazos que no llegaron a mayores. El hecho fue videofilmado y difundido en redes sociales. Por ese hecho, Daniel Blancas fue llamado a su redacción, reconvenido y sancionado por Crónica por su participación en la gresca; las mascotitas por su parte decidieron agruparse y denunciar penalmente. Lo increíble es que la Feadle, durante un año y cinco meses, ha destinado recursos y personal especializado a este hecho, incluso ocupó a una de sus fiscales principales, Janet Chavarría Gutiérrez, en audiencias de 8 horas sólo para que los acusadores señalaran que sienten temor de ser agredidos en las mañaneras.

Esa misma Fiscalía es la que tuvo en sus manos el caso del secuestro de Daniel Blancas en Hidalgo (febrero de 2019), efectuado por huachicoleros que lo instaron a abandonar el estado o, le advirtieron, sería ejecutado. Retenido a punta de pistola en aquella ocasión en las cercanías de poblados donde esos huachicoleros operan, Blancas fue impedido de realizar un reportaje sobre la primera etapa de la guerra contra el robo de combustible. En este caso, el avance fue cero, ni un detenido, ni una pesquisa, nada judicializado.

El 4 de marzo referido se dio a raíz de agresiones verbales de las mascotitas contra Frida Guerrera, activista y comunicadora que denunció ese mismo día los feminicidios ante el Presidente. Algunos de los incondicionales del presidente comenzaron a pedir que se investigara a Guerrero (una tónica que es permanente y que Jesús Ramírez, responsable de estas conferencias, tolera y favorece por su inacción).

También puedes leer la postura de Daniel Blancas: ¿Persecución, incompetencia o grandiosa oportunidad?

Daniel Blancas, motu proprio, escribió ese día: “Acepto, caí en la provocación de quienes asisten a las mañaneras para corromper. Sin justificar, siempre he sido defensor del periodismo con sentido social; me duele cómo lo han convertido en servilismo y farsa. Niego cualquier agresión”.

Aun cuando las mascotitas aseguran que hubo golpes (en realidad Blancas arrebató un celular a uno de los periodistas que confrontaba), en realidad nada parece establecer un caso para una Fiscalía que debe ocuparse de casos de asesinatos de periodistas.

Como se indicó ante el juez a cargo, la mañanera ha seguido desde entonces su curso con la presencia de Blancas y de las mascotitas sin que se haya presentado otro incidente. Blancas (alguien que, por cierto, cree en eso que llaman 4T) cuestiona o pegunta sobre notas de Crónica al Presidente y las mascotitas usan su turno para alabar a AMLO. Todo sigue igual, no hay nada que parezca afectar el trabajo de cada quien.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -