Opinión


Los empresarios exigen promoción turística

Los empresarios exigen promoción turística | La Crónica de Hoy

Lo que se dice en los pasillos del Tianguis de Acapulco es que se confirma lo que era un secreto a voces: los altos niveles de corrupción registrados, por años, en el Consejo de Promoción Turística de México. Se habla de un andamiaje perfectamente armado, con la voracidad de los que asumen que el país existe para ser saqueado. Un operativo de crimen organizado, desde el diseño de las licitaciones para trabajos de promoción a nivel mundial hasta la creación de las empresas que sistemáticamente ganaban los concursos. Un crimen perfecto. O eso creían, porque se les acabó. No sólo empresarios, sino también sus voceros en la prensa, se sirvieron por años las tajadas más grandes del pastel, dejando caer apenas una migajas. Son legendarios sus viajes en primera clase, sus gastos de representación, sus sobreprecios en todo.

“Ya nos saquearon, no nos volverán a saquear” decía equivocadamente otro presidente López, aquel Portillo, pues la verdad es que nos siguieron saqueando. Ojalá éste López, de segundo apellido Obrador, lo haga realidad. Igual que en otras áreas del quehacer nacional, también aquí hay la pregunta: ¿Por qué no se emprenden acciones legales en contra de los responsables? Ver a alguno de esos pillos en la cárcel sería un mensaje contundente para no volver a caer en la tentación. Si esos granujas se van a sus casas a gastarse su dinero como si nada, la impunidad se habrá anotado otra victoria.

Esta primera parte de la ecuación, la relativa a la descomposición, está resuelta. En efecto era necesario un cambio para sacar de la escena al grupo enquistado en el poder. En eso hay consenso entre los jugadores de la industria. Los desacuerdos comienzan en las opciones de qué hacer ahora. La promoción en la industria no es opcional. Si queremos ser competidores de grandes ligas hay que invertir en promoción. No digo derrochar, ni engordar bolsillos de trúhanes, pero hacer la promoción sobre todo en los mercados que nos interesa atraer.

Todavía no hay claridad de cómo será esa promoción y la idea de que el personal diplomático asuma la tarea no genera entusiasmo, ni siquiera entre el personal diplomático. Lo que se requiere es provocar decisiones de viaje, sobre todo, según entiendo, de turistas de altos ingresos que ayuden a incrementar la derrama, ya que el nuevo paradigma es más captación de divisas, el número de visitantes pasa a segundo lugar. El secretario Torruco tiene la misión de hacer más con menos. Lo está haciendo ahora en Acapulco donde el patrocinio privado ha tomado el lugar del presupuesto público. Eso se tendrá que hacer en las ferias y claro también en la promoción turístico. Más con menos.

¿Cómo se logrará esto? ¿Cómo vamos a lograr elevar la captación, que la gente que venga gaste más, se quede más días? Gente que domina el tema sostiene que lo importante es mantener, o incluso incrementar, el número de visitantes de nuestros mercados preferentes, o sea estadunidenses y canadienses de sectores medios, que todavía ahí hay mucho por hacer y que es un segmento que conocemos bien. A ellos pueden añadirse los paisanos que radican legalmente en esos países y que pueden ir y venir sin problemas. En la inauguración del Tianguis se demandó en diversos tonos que el gobierno destine un capital semilla para la promoción. ¿De dónde sacarlo? Pudiera ser, se dijo, del pago de impuestos del modelo de habitación denominado B&B que ha tenido éxito pero que opera mucho en la informalidad. Si pagaran impuestos podría generarse el dinero para la promoción.

 

jasaicamacho@yahoo.com
Twitter: @soycamachojuan

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -