Academia


Los españoles también conquistaron la visión astronómica en Mesoamérica

El conocimiento que tenían en los pueblos amerindios fue influenciado y finalmente sustituido por el geocentrismo europeo, señala Stanislaw Iwaniszewski en El Colegio Nacional

Los españoles también conquistaron la visión astronómica en Mesoamérica | La Crónica de Hoy

Stanislaw Iwaniszewski y otros expertos participaron en la mesa La astronomía de dos mundos, del IV Encuentro Libertad por el Saber. 

En el marco del IV Encuentro Libertad por el Saber “1519. A quinientos años”, realizado en El Colegio Nacional, se llevó a cabo la mesa La astronomía de dos mundos, donde especialistas expusieron el panorama de esta actividad científica entre los pueblos mesoamericanos y el conocimiento occidental sobre ésta. 

“En el encuentro de dos mundos se confrontaron aspectos militares, jurídicos, económicos, religiosos y también científicos”, señaló Luis Felipe Rodríguez, miembro de El Colegio Nacional y coordinador de la mesa. “La ciencia también formó parte importante de estas dos culturas, y la astronomía era tan importante en los países europeos, como en Mesoamérica. Fue un encuentro interesante y llevó a la confrontación de los conocimientos que había en las dos culturas y cómo veían el universo cada una de ellas”.

En su participación, Stanislaw Iwaniszewski expuso que la Conquista de Mesoamérica también significó la conquista europea en la visión astronómica que se tenía en los pueblos amerindios, lo cual ocurriría también en China e India. 

El arqueoastrónomo y profesor de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) refirió que para ejemplificar los logros y alcances de la astronomía prehispánica se puede tomar como referencia a la maya, que fue la más avanzada. “La conquista de Yucatán rompió una tradición de entender el movimiento de los astros, la que posiblemente nace con la cultura Olmeca y que luego es desarrollada por los sabios mayas, pero que después se perdería”. 

La astronomía, añadió, formó parte de un paquete de elementos indispensable para el desarrollo del concepto de la realeza divina maya y fue sustento del poder político, religioso e ideológico de los jerarcas mayas. 

“Después de la época dorada, cuando caen las ciudades-estado mayas, este conocimiento no se pierde totalmente, pero sí uno de sus objetivos: ya no es el sostén de las dinastías individuales”. Por otra parte, en el periodo Clásico se generaron los conocimientos que se lograron plasmar en, al menos, cuatro códices de los que se tiene conocimiento. Ya en el periodo Posclásico, agregó, esta información es copiada o reciclada, y denota la falta de un impulso continuo de la astronomía.

“En el siglo XVI, los residuos de esta información astronómica se quedan en los libros Chilam Balam, que se dejan influir por el sistema geocéntrico que los españoles trajeron. Finalmente, este conocimiento astronómico indígena se va, desaparece, comienza a prevalecer el paradigma de la ciencia europea”. 

Esto sucedió con muchas astronomías indígenas —azteca, zapoteca, inca…—, que dejaron de existir. “Hoy tenemos la información incompleta y, como rompecabezas, tratamos de reconstruir qué pensaron estos pueblos sobre su universo”.

El académico puntualizó que posiblemente la universalidad del lenguaje astronómico y sobre todo la astronomía científica del siglo XVII condujo a la astrofísica moderna al lugar donde se encuentra actualmente. “Pero eso no resta importancia a las otras astronomías que dejaron de existir o fueron forzosamente transformadas para ajustarse el modelo europeo”. 

ASTRONOMÍA PRÁCTICA. Por su parte, Marco Arturo Moreno Corral, investigador del Instituto de Astronomía de la UNAM e historiador de esta ciencia, expuso la ponencia Acerca de la astronomía que se desarrolló en el México colonial, en la que planteó que durante el periodo colonial la astronomía que empezó a utilizarse y enseñarse fue la astronomía occidental en dos vertientes: la astronomía práctica, basada en los modelos geocéntricos empleados por los navegantes y exploradores peninsulares; y la vertiente teórica promovida por fray Alonso de la Veracruz en su obra Physica Speculatio, misma que conjugó el modelo aristotélico del cielo y la visión ptolemaica.  

“La astronomía práctica sirvió para que exploradores como Colón o Magallanes se aventuraran a hacer sus grandes viajes, pero que también fue útil para conocer esos territorios a través de la cartografía. No había telescopios y la literatura estaba en latín, pero en siglo XVI se realizó un esfuerzo enorme por generar literatura de navegación introductoria a la astronomía con la cual pudieran orientarse y encontrar su posición”. 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -