Escenario


Los iluminados, una reflexión sobre los riesgos del fanatismo religioso

Entrevista. La ópera prima de Sarah Suco, conocida actriz, forma parte del Tour de Cine Francés que comenzó este fin de semana y se desarrollará hasta el 11 de noviembre

Los iluminados, una reflexión sobre los riesgos del fanatismo religioso | La Crónica de Hoy

Fotos: (Especiales) Fotograma del filme que tiene tintes autobiográficos de la directora.

El Tour de Cine Francés continúa con sus proyecciones por gran parte del territorio nacional, presentando – como cada año – filmes interesantes que cautivarán al público mexicano; caso concreto de la cinta Los iluminados (Les Éblouis, 2019), ópera prima de la realizadora Sarah Suco, la cual posee un poderoso mensaje de los extremos a los que puede llegar el concepto de fanatismo. 

Una familia gradualmente será integrada a una comunidad católica, con el propósito de poner en práctica los valores y costumbres que a diario profesan. Camille (Celéste Brunnquell) desde su papel como la hija mayor, intentará convertirse en la voz de consciencia y sentido común, frente a un grupo religioso que ha logrado trascender los cimientos de su círculo familiar a través de la manipulación, transformando su vida completamente.

La diversidad de historias que este festival itinerante tiene en su actual edición confirma la solidez de la industria fílmica francesa, entregándonos desde comedias hilarantes hasta críticas punzantes como el caso del largometraje de la cineasta Suco, donde ha transformado una experiencia personal en una oportunidad de establecer una crítica a las prácticas religiosas extremistas que aún se encuentran vigentes en nuestra actualidad:

“Durante mi infancia, yo viví en este tipo de comunidades. Fueron diez años y no decía la palabra secta en aquel entonces. Eso fue lo que me llevó a tener la inquietud de hablar del tema; me llevó mucho tiempo el tomar la decisión de escribir esta ficción, ya que – en algún momento – también pensé en realizar una autobiografía”, contó la directora respecto al origen de esta historia.

“En aquella época hacía cine a escondidas y también iba al teatro; con mi hermana decíamos: ‘un día tendremos que hacer una película de todo esto que es muy loco’, es una idea que tuvimos de adolescentes y no se me olvidó completamente. Durante un tiempo dejé esta historia de lado, me dediqué a otros proyectos como actriz y como a los 30 años pensé: después de todo sí hay que hacerlo y me gustaría ser yo quien hable de este asunto incluso si no era la más apropiada”.

Sarah ha sido conocida por su destacada trayectoria como actriz, participando en producciones como Discount (2014) o Place Publique (2018), convirtiéndose en un gran reto su transición a la dirección:

“Previamente ya había colaborado en un largometraje llamado Nuestros hijos para empaparme con los aspectos técnicos de la dirección, en gran parte para conocer cómo trasladar una historia del papel a una narrativa visual. Terminé por comprender el valioso trabajo en equipo que se vive en un set de filmación, teniendo un gran respaldo de mi productor, el cual me arropó con personas muy experimentadas en cada ramo”, destacó la realizadora.

Con un personaje cuya cordura es puesta a prueba durante toda la película, la actriz Camille Cottin (Christine), quien interpreta a una madre que cambia su perspectiva moral y familiar por medio de una comunidad religiosa, comenta su experiencia encarnando a una mujer que encuentra una paz mental completamente artificial:

“Sarah me ayudó a construir a mi personaje sin caer en un prejuicio por las acciones que ella tomaba durante la trama, ya que si bien es una clara víctima de la manipulación que existe alrededor de esta secta religiosa, también se encuentra con una ruptura mental a favor de una búsqueda de paz en su círculo familiar, creando una toxicidad inconsciente dirigida a sus seres queridos”, platicó la actriz acerca de su trabajo en la cinta.

La universalidad de los temas que posee la película es evidenciada en la afinidad que ha logrado con las diferentes audiencias que han tenido oportunidad de disfrutar la cinta, acrecentando la relevancia de observar una historia con estas características en el tour:

“Lo interesante de que esta producción pueda ser vista en diferentes partes del mundo es debido a la globalidad de sus argumentos; el integrismo religioso existe en todas partes, sin embargo, uno de los puntos más importantes de la película es su concepto de familia, y de cómo las relaciones, en este círculo social, se desarrollan bajo las mismas premisas sin importar el contexto donde se cuente”, remarcó Suco sobre la importancia de contar una historia basada en las dinámicas familiares, dejando de lado el contexto religioso que posee Los iluminados.

Siendo un proyecto que transita por un contexto religioso, el cual es complicado abordar en Francia, las dificultades y críticas no faltaron durante la producción y proyección de la cinta, generando algunos choques de ideas debido a la sensibilidad del tema:

“Existieron algunas escenas que resultan complicadas de explicar para la prensa francesa, siendo cuestionada por la veracidad de las mismas; sin embargo, yo siempre he buscado defender la libertad de los autores, y es por esto que siempre abogué por mi trabajo a pesar de algunas opiniones que resaltan la incomodidad del tema religioso, debido a que somos un país laico pero con la contradicción que existe al tener tradiciones y costumbres que el catolicismo ha arraigado en nuestra sociedad”, puntualizó Sarah ante los señalamientos que ha enfrentado su cinta.

Finalmente, la actriz Camille Cottin narra su experiencia durante la producción, así como el aporte a su carrera profesional que le ha dejado la ópera prima de la cineasta Sarah Suco:

“La oportunidad de trabajar con alguien que quiere entregar una historia tan personal es invaluable, además que como actriz pude participar en el desarrollo de la misma, e incluso reescribirla. Este trabajo me incentiva a seguir interpretando a personajes con una interesante ambigüedad como lo fue el de Christine, en mis próximos proyectos” finalizó la actriz.

El Tour de Cine Francés cuenta con funciones diarias en 73 ciudades de la República Mexicana, a través de la cadena Cinépolis, de manera presencial, las cuales finalizarán hasta el 11 de noviembre del año presente.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -