Mundo


Los más radicales de las FARC anuncian que regresan a la lucha armada

Iván Márquez, número dos de la exguerrilla, revienta el acuerdo de paz porque se siente “traicionado”. Timochenko, su exjefe y ahora líder político declara: “Sentimos vergüenza. Pido disculpas al pueblo colombiano”

Los más radicales de las FARC anuncian que regresan a la lucha armada | La Crónica de Hoy

Iván Márquez anuncia, junto a otros disidentes, la vuelta a la lucha armada de las FARC.

El que fuera “número dos” de las FARC, Iván Márquez, reapareció ayer en la selva para anunciar “la continuación de la lucha guerrillera” junto a un grupo de antiguos compañeros que nunca aceptaron el Acuerdo de Paz de La Habana, firmado en noviembre de 2016 por el entonces presidente Juan Manuel Santos (que le valió el Premio Nobel de la Paz) y el entonces jefe de la guerrilla más antigua y grande de Latinoamérica, Rodrigo Londoño, alias Timochenko.

Márquez, que estuvo cerca de un año en paradero desconocido, reapareció en un video en el que anuncia que “ha comenzado la segunda Marquetalia (lugar de nacimiento de las FARC) bajo el amparo del derecho universal que asiste a todos los pueblos del mundo de levantarse en armas contra la opresión”.

“Nos han obligado a retomar las armas”. “Es la continuación de la lucha guerrillera en respuesta a la traición del Estado al acuerdo de paz de La Habana”, afirma Márquez en un manifiesto de 32 minutos en el que repite, en varias ocasiones los incumplimientos, del Acuerdo de Paz, por parte del Estado, como el asesinato de “más de 500 líderes” sociales y de al menos 150 exguerrilleros, “en medio de la indiferencia y la indolencia de un Estado”. “Nos hemos visto obligados a retomar las armas”, proclamó.

A su alrededor aparecen otros nombres asociados a los atentados más sanguinarios de las FARC, como El Paisa o Romaña, y Jesús Santrich, encarcelado por el gobierno de Iván Duque, con fines de extradición a EU por narcotráfico, y liberado en mayo por la Corte Suprema de Colombia al tener fuero parlamentario.

En algún lugar cerca de Venezuela. En su mensaje, Márquez afirma encontrarse en algún punto cerca de la frontera con Venezuela y que piensa convocar a las armas a los mil 800 guerrilleros disidentes, así como formar una alianza con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), tras fracasar sus pláticas de paz con el gobierno.

Sin embargo, anunció que los “objetivos” no volverán a ser soldados o policías, sino “esa oligarquía mafiosa y violenta”, en una clara referencia al verdadero “hombre fuerte” de Colombia, el expresidente Álvaro Uribe.

Uribe, que gobernó de 2002 a 2010 y es un enemigo declarado de las FARC y crítico acérrimo del acuerdo de paz, aprovechó el anuncio para pedir que se anulen los Acuerdos de Paz.

“La impunidad total no genera paz”, dijo el expresidente, quien añadió que no le sorprenden decisiones como la de Márquez y Santrich, pues “bastante nos han engañado a los colombianos”.

“El país tiene que pensar en revisar esos acuerdos, hay que bajarlos de la Constitución”, acotó Uribe.

“Sentimos vergüenza”. El principal rechazo al anuncio lo hizo el exjefe de las FARC, Timochenko. “Sentimos vergüenza. Yo le pido disculpas al pueblo colombiano, a la comunidad internacional y a los países como Cuba y Noruega (garantes del acuerdo de paz) que se han fajado (empeñado) tanto en apoyarnos en este proceso”, subrayó en una rueda de prensa.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -