Opinión


Los muertos de Guanajuato

Los muertos de Guanajuato | La Crónica de Hoy

El presidente de la República ha comentado dos días consecutivos, en sus conferencias matutinas, la urgencia de que en Guanajuato se lleve a cabo una “limpia” en las áreas de seguridad. La razón, argumenta, es que en la entidad se concentra una muy alta proporción de los homicidios que se perpetran en el país, e incluso, ha señalado el presidente, hay días en que se rebasa el 20%.

¿Dice verdad el titular del Ejecutivo? En este caso así es. Los datos del seguimiento diario del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran que, en enero de 2020, en 11 días se superó el 20% de los homicidios cometidos en la entidad, respecto del total nacional, llegando a un pico histórico el día 12 cuando, del registro de 73 homicidios dolosos, en Guanajuato se contabilizaron 26, es decir, el 35.6%.

En el mes de febrero fueron cuatro los días en que en Guanajuato se rebasó el 20% de los homicidios cometidos en el país, siendo el día 6 de ese mes, cuando se tuvo la peor cifra, con 17 de los 62 casos registrados en el país, y representando el 27.4% del total.

En marzo fueron los dos días en que se repitió esta siniestra tendencia, siendo el 8 de marzo el peor día pues de los 90 homicidios dolosos contabilizados en el registro diario, 20 se ejecutaron en Guanajuato, representando el 21.5% del total nacional. 

En abril fueron tres los días con registros superiores al 20%, siendo el 30 el peor, pues de los 75 contabilizados en el territorio nacional, 18 acaecieron en el Guanajuato, representando el 24% de la cifra nacional.

En mayo creció a seis el número de días con registros superiores al 20% de los homicidios nacionales: en ese día en la entidad fueron asesinadas 12 de las 75 personas que fallecieron por lesiones intencionales en el país.

Finalmente, en el recién concluido mes de junio creció a siete el número de días con más de 20% del total nacional, siendo el día con el mayor indicador, el día dos, cuando de las 71 personas que perdieron la vida de manera violenta, en Guanajuato la cifra fue de 20, representando con ello el 28.2% del total nacional.

Por si estos indicadores no fueran ya suficientemente graves, es importante no perder de vista que aún cuando en otros días el porcentaje de homicidios respecto del total del país es menor, en números absolutos las cifras resultan auténticamente de espanto. Por ejemplo, el 6 de junio, cuando el dato para el estado es de 25.5% del total nacional, el número de homicidios fue de 24.

De esta forma, es importante decir que, al cierre del mes de junio, en los 150 días que transcurrieron en los primeros cinco meses de este 2020, en 33 de ellos Guanajuato ha rebasado el 20% de los homicidios perpetrados en el país. De ese tamaño es el infierno que se vive allá, y de ahí la justificada llamada de atención que hace el presidente para modificar las estructuras y titularidades de las autoridades de seguridad pública y procuración de justicia en el estado.

Adicionalmente, es preciso decir que, de acuerdo con las cifras actualizadas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de los 14,631 homicidios intencionales que se han registrado de manera preliminar en el país, 1,903 han sido perpetrados en Guanajuato, es decir, el 13% del total nacional, cifra que por sí misma genera escalofrío.

En este contexto, los márgenes de un gobernador sumamente limitado en sus capacidades se han estrechado absolutamente, dejándole al parecer, una disyuntiva que, para una persona inteligente, no debería ser tal: cambiar a su aparato de seguridad y bajar con ello la tensión con la Presidencia de la República y tratar de recomponer a su gobierno; o probablemente hundirse al proteger a los funcionarios con peores resultados en materia de seguridad en el país. 

Investigador del PUED-UNAM

www.mexicosocial.org

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO