Opinión


Luján y las letras chiquitas

Luján y las letras chiquitas | La Crónica de Hoy

Luján y las letras chiquitas

Bertha Luján es una seria aspirante a la dirigencia nacional de Morena.

Ya reconoció su interés en participar en la elección programada para el 20 de noviembre y por eso presentó su renuncia a la presidencia del Consejo Nacional del partido en el poder.

Luján y Polevnsky acordaron sostener mesas de negociación para elegir el método que genere menos conflictos para elegir dirigente, sin olvidar que López Obrador quiere una encuesta.

Ése es el problema, que la opción de la encuesta no está contemplada en los documentos básicos y no hay tiempo para cambiar los documentos antes de la elección.

Si no se respetan los documentos el resultado podría ser impugnado con facilidad.

Luján, que conoce las tripas del partido, ya demandó a sus rivales, la propia Polevnsky y el diputado Mario Delgado, que renuncien a sus cargos y que se tomen la molestia de leer las letras chiquitas de los documentos básicos.

 

 

Sin margen de error

El gobierno de la CDMX se prepara para echar su resto en la marcha conmemorativa del 2 de octubre.

Se habla con los organizadores, se acumulan vallas en las calles por donde se hará el recorrido, se ajustan las cámaras de vigilancia y otras acciones preventivas.

Están, ahora sí, esperando a los anarquistas para aislarlos del contingente principal y evitar que los destrozos desvirtúen el propósito de la marcha. Jesús Orta, el jefe de la policía, sabe que no tienen margen de error.

Lo primero es quitarle la capucha a los que ocultan el rostro para agredir sean hombres o mujeres.

El objetivo es proteger a quienes marchan y a los ciudadanos que tienen negocios en el centro. No se trata de limitar la libertad de expresión, al contrario, se busca hacerla plenamente realidad.

 

 

Los destapes universitarios

La directora de la Facultad de Ciencias Políticas, Angélica Cuéllar, oficializó su aspiración a competir por la Rectoría de la UNAM.

Su nombre se suma al del propio rector, Enrique Graue, que va por un segundo periodo y el de Pedro Salazar del Instituto de Investigaciones Jurídicas.

Van tres, más los que se acumulen en los próximos días.

La elección responderá a la interrogante de si un aspirante afín a la 4T llegará a la oficina principal de Rectoría. AMLO por cierto  es  egresado  de  la FCPyS.

Cuéllar presentó su candidatura haciendo énfasis en cuestiones de género y lo que supondría para esa casa estudios tener una mujer en Rectoría.

 

 

Rumbo al bloque opositor

A 14 meses de la elección presidencial del 2018, la oposición comienza a salir de su letargo.

Marko Cortés, dirigente del PAN, hasta tuvo un desplante retador al decir que el PAN buscará arrebatarle a Morena la mayoría en San Lázaro en la elección del 2021.

Por lo menos muestra cierta determinación y ganas dar la pelea.

Como un partido de oposición solo, tiene nulas posibilidades, Cortés se suma al llamado de construir una gran alianza opositora para encarar la aplanadora.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -