Mundo


Maduro frustra con violencia el plan de Guaidó: 14 muertos

La ayuda se atora en las fronteras. Policías queman dos camiones con medicinas y comida. El régimen rompe relaciones con Colombia. Desertan más de 60 policías y militares

Maduro frustra con violencia el plan de Guaidó: 14 muertos | La Crónica de Hoy

El primer intento de la comunidad internacional de llevar a Venezuela ayuda humanitaria desde Colombia y Brasil derivó este sábado en una fuerte represión de la policía y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que desencadenó violentos enfrentamientos con aquellos voluntarios opositores que trataban de ayudar a que los convoyes con comida y medicinas pudieran entrar en territorio venezolano.

Según afirmaron las autoridades colombianas, sólo los enfrentamientos en los cruces de Simón Bolívar, que conecta San Antonio del Táchira y Cúcuta, y de Francisco de Paula Santander, que enlaza también Cúcuta con Ureña, dejaron heridas a 285 personas.

En el puente de Tienditas, donde se almacenan toneladas de ayuda enviada por Estados Unidos, Chile y otros países, la gente se aglomeró desde horas tempranas pero la represión de la GNB, que disparó continuamente gases lacrimógenos y balas de goma contra la población, forzó a los camiones que transportaban los alimentos y medicinas a desistir del intento de cruzar.

Los opositores respondieron al lanzamiento de gases lacrimógenos formando cadenas humanas para recoger piedras de las laderas del río Táchira para que otros grupos las lanzaran contra los agentes policiales y militares.

QUEMAN CAMIONES. Poco antes de las dos de la tarde, hora local, en el puente Francisco de Paula Santander paramilitares chavistas (otras versiones hablaban de policías) incendiaron dos camiones que habían logrado cruzar. Uno que transportaba medicinas quedó completamente calcinado, mientras que los ciudadanos lograron salvar la comida que viajaba en el otro vehículo, para regresarla a Cúcuta.

VARIOS ASESINADOS. Si bien la atención se centró en los cruces con Colombia, las peores escenas se vivieron en Santa Elena de Uairén, fronterizo con Brasil, por donde también se esperaba la entrada de ayuda humanitaria. Grupos de choque del chavismo, paramilitares, no dudaron en usar munición real contra los ciudadanos; según el primer reporte ofrecido por la ONG Foro Penal murieron cuatro personas.

Sin embargo, al caer la tarde, el diputado opositor Américo de Grazia, quien ya denunció los dos asesinatos del viernes en la zona, indicó que la cifra de muertos “todos por armas de fuego” era de 14, luego de que varias personas no pudieron recibir atención médica en hospitales de Santa Elena por falta de insumos y se desangraron. De Grazia cifró además en “centenares” los heridos en la localidad.

MÚLTIPLES DESERCIONES. En medio de la frustración, la gran victoria moral de la oposición antichavista fue la deserción de más de 60 miembros de la policía y la GNB venezolana a lo largo del día, según datos ofrecidos por las autoridades migratorias colombianas. En un episodio, una tanqueta del ejército se acercó a la frontera colombiana y, ante el temor y la incredulidad de la gente, sus tres ocupantes descendieron y se entregaron a los agentes migratorios.

GUAIDÓ, A BOGOTÁ. El líder opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino de Venezuela, y quien organizó el plan para la llegada de ayuda humanitaria al país caribeño, afirmó que los grupos de choque fueron los responsables del bloqueo a la ayuda e insistió en pedir a los militares que cesen su apoyo a Maduro. Además, anunció que este lunes participará en la reunión del Grupo de Lima en Bogotá. Ello, pese a que el Tribunal Supremo venezolano le tiene prohibido salir de Venezuela, orden que ya incumplió viajando a Cúcuta.

ROMPE CON COLOMBIA. La ­reacción del dictador Maduro a la jornada fue anunciar que rompe relaciones diplomáticas y políticas con Colombia. Acusó al presidente Iván Duque de someterse a EU y dio 24 horas de plazo a sus diplomáticos para abandonar Venezuela. Bogotá, pese a que no reconoce la autoridad de Maduro, cedió y empezó a retirar de inmediato a su personal de Caracas.

EU DICE QUE “TOMARÁ ACCIONES”. Durante la jornada, diversos líderes estadunidenses lanzaron mensajes de apoyo a Guaidó y a los opositores venezoalnos y contra Maduro y su séquito chavista. Pero en la tarde, el canciller Mike Pompeo tomó las riendas y aseguró en Twitter que EU “tomará acciones contra aquellos que se oponen a la restauración pacífica de la democracia en Venezuela”, sin dar más detalles.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -