Mundo


Maras dejan 2 mil 300 desaparecidos en El Salvador en 2019

La Fiscalía solicita al Legislativo penas más severas para frenar la epidemia de desapariciones forzadas

Maras dejan 2 mil 300 desaparecidos en  El Salvador en 2019 | La Crónica de Hoy

El Salvador registró en lo que llevamos de 2019 más de 2 mil300 personas desaparecidas en medio de la violencia atribuida a las pandillas Barrio 18 y Mara Salvatrucha (MS13), informó este fin de semana la Fiscalía General de la República (FGR).

La fuente precisó que entre el 1 de enero y el 16 de septiembre pasado se computaron 2 mil 311 casos de personas desaparecidas, con lo que el promedio diario es de aproximadamente nueve casos.

La Fiscalía General señaló que se “trabaja para eliminar este flagelo, que muchas veces esconde otros delitos” y recordó que el fiscal general, Raúl Melara, solicitó a la Asamblea Legislativa incluir en el Código Penal el delito de desaparición forzada con “penas severas”.

Hasta 45 años. La reforma a dicho código establece penas de entre 20 y 45 años de prisión contra quienes cometan el delito de desaparición de personas, explicó Melara a periodistas tras presentar la propuesta el 23 de julio pasado.

El fenómeno de las desapariciones se ha mantenido en El Salvador, pese al fin de la guerra civil (1980-1992), por la violencia generada por las pandillas en las últimas décadas.

Peor que en la guerra civil. Datos de la Policía Nacional Civil entregados a Efe dan cuenta de que entre 2010 y 2016 desaparecieron unas 10 mil 800 personas, una media de cuatro al día, superior a las 8 mil de­sapariciones registradas durante la guerra.

Israel Ticas, uno de los forenses más reconocidos en el país, ha señalado en diferentes ocasiones que si una persona pasa más de ocho días desaparecida existe una alta probabilidad de que haya sido asesinada y enterrada en un cementerio clandestino.

A inicios de agosto, la FGR exhumó 13 cadáveres de una fosa clandestina de la pandilla MS13 en una localidad cercana a la capital.

Este sitio se suma a los más de 150 cementerios clandestinos de las pandillas encontrados desde 2014 en diversas partes del país, con más de 220 víctimas de la violencia homicida. El Salvador es uno de los países más violentos del mundo con tasas de asesinatos de 50.3 por cada 100 mil habitantes en 2018, muertes atribuidas principalmente a las pandillas.

Estas bandas, un fenómeno considerado como herencia de la guerra civil (1980-1992) y que se fortaleció con la deportación de pandilleros de Estados Unidos, han resistido a los planes de seguridad implementados en las últimas cuatro administraciones.

Comentarios:

Destacado:

+ -