Opinión


Marcos R. Medina

La xenofobia no sólo existe cruzando la frontera con nuestro vecino del norte, también está presente en nuestro territorio y, por increíble que parezca, de las formas más trumpistas (tómese este término en sentido peyorativo). Prueba de ello es el secretario de Gobierno de Tabasco, Marcos Rosendo Medina Filigrana, quien brinca de fea forma a la fama al advertir que aplicará la ley de extinción de dominio para quienes brinden algún servicio a los migrantes, ya sea de traslado o alojamiento. Una cosa es coadyuvar a garantizar el orden migratorio y otra amenazar a quienes tiendan la mano a extranjeros sin identificación. Si este tipo de acciones se permiten, no tardan en aparecer las ciudades santuario en México.

Marcos R. Medina | La Crónica de Hoy

 La xenofobia no sólo existe cruzando la frontera con nuestro vecino del norte, también está presente en nuestro territorio y, por increíble que parezca, de las formas más trumpistas (tómese este término en sentido peyorativo).  Prueba de ello es el secretario de Gobierno de Tabasco, Marcos Rosendo Medina Filigrana, quien brinca de fea forma a la fama al advertir que aplicará la ley de extinción de dominio para quienes brinden algún servicio a los migrantes, ya sea de traslado o alojamiento. Una cosa es coadyuvar a garantizar el orden migratorio y otra amenazar a quienes tiendan la mano a extranjeros sin identificación. Si este tipo de acciones se permiten, no tardan en aparecer las ciudades santuario en México.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -