Opinión


Mario Estrada Orellana

El candidato presidencial guatemalteco fue arrestado ayer en Estados Unidos, donde podría pasar el resto de sus días en una cárcel, si recibe la pena máxima por narcotráfico. Las acusaciones contra él son gravísimas. Engañando por varios agentes de la DEA, que se hicieron pasar por miembros del Cartel de Sinaloa, el político derechista no sólo pedía 12 millones de dólares para su campaña, de cara a las elecciones de junio, sino que les entregó armas para que los narcos mexicanos asesinaran a al menos dos candidatos rivales.

Mario Estrada Orellana | La Crónica de Hoy

El candidato presidencial guatemalteco fue arrestado ayer en Estados Unidos, donde podría pasar el resto de sus días en una cárcel, si recibe la pena máxima por narcotráfico. Las acusaciones contra él son gravísimas. Engañando por varios agentes de la DEA, que se hicieron pasar por miembros del Cartel de Sinaloa, el político derechista no sólo pedía 12 millones de dólares para su campaña, de cara a las elecciones de junio, sino que les entregó armas para que los narcos mexicanos asesinaran a al menos dos candidatos rivales.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -