Opinión


Mark Morgan

Apenas y llega al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), y el exjefe de la patrulla fronteriza pondrá en marcha un nuevo programa para erosionar el poder de las ciudades santuarios, ya que otorga poder a los agentes que trabajan en cárceles a saltarse las leyes locales al mantener retenidos a indocumentados durante 48 horas si así se lo solicita el ICE, aunque no pese sobre ellos una orden de detención.

Mark Morgan | La Crónica de Hoy

 Apenas y llega al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE), y el exjefe de la patrulla fronteriza pondrá en marcha un nuevo programa para erosionar el poder de las ciudades santuarios, ya que otorga poder a los agentes que trabajan en cárceles a saltarse las leyes locales al mantener retenidos a indocumentados durante 48 horas si así se lo solicita el ICE, aunque no pese sobre ellos una orden de detención.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -