Opinión


Martín Vizcarra

El presidente de Perú logró detener esta semana un intento de golpe de Estado protagonizado por el fujimorismo, gracias a que gozan de mayoría en el Congreso. El plan, orquestado desde la cárcel por Keiko Fujimori, consistía en aprovechar esa mayoría para nombrar jueces afines a su causa, y lograr sacar a su padre, el expresidente Alberto Fujimori, de la cárcel, y de paso a ella. El presidente dio un ultimátum y al ver que no lograba frenar la intención del fujimorismo, optó por disolver el Congreso. La reacción de la oposición fue intentar derrocarlo, pero el mandatario decidió atrincherarse en Palacio Nacional, sin renunciar al cargo, a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre quién tiene la legalidad en la mano.

Martín Vizcarra | La Crónica de Hoy

  El presidente de Perú logró detener esta semana un intento de golpe de Estado protagonizado por el fujimorismo, gracias a que gozan de mayoría en el Congreso. El plan, orquestado desde la cárcel por Keiko Fujimori, consistía en aprovechar esa mayoría para nombrar jueces afines a su causa, y lograr sacar a su padre, el expresidente Alberto Fujimori, de la cárcel, y de paso a ella. El presidente dio un ultimátum y al ver que no lograba frenar la intención del fujimorismo, optó por disolver el Congreso. La reacción de la oposición fue intentar derrocarlo, pero el mandatario decidió atrincherarse en Palacio Nacional, sin renunciar al cargo, a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre quién tiene la legalidad en la mano.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -