Opinión


Más problemas aéreos para la 4T...

Más problemas aéreos para la 4T...  | La Crónica de Hoy

ING. JAVIER JIMÉNEZ ESPRIÚ SECRETARIO DE COMUNICACIONES Y TRANSPORTES

 

+Una cabeza llena sde enredos no tiene espacio para los sueños

Mafalda

 

En un aeropuerto saturado, que ya no tiene suficientes espacios de atención al público ni hangares e, incluso, algunos de éstos han sido tomados por trabajadores —o activos de Mexicana por no poder terminar su proceso de liquidación—, se avecina una nueva amenaza: Interjet.

Aunque Interjet, que preside Miguel Alemán Magnani, insiste en que opera con normalidad, también es cierto que dos de sus accionistas más importantes, el Corporativo Coral y Miguel Alemán en lo personal, tendrán que enfrentar dos juicios civiles de los que fueron notificados este noviembre y que, como medida precautoria, las cuentas de los demandados fueron embargadas y congeladas, además de otros bienes, como las utilidades que les genera el propio Interjet y más de 20 empresas cuyos recursos no podrán usar hasta que el juicio termine.

Aun con esa orden emitida por el juez noveno de lo Civil capitalino, ya difundida en medios, Grupo Alemán, en un comunicado emitido días atrás, se atrevió a negar que le vayan a congelar sus cuentas.

Como parte de esas demandas de Grupo Televisa,  que se vio obligada a presentar por tratarse de una operación que ya había reportado a sus accionistas y era, además, un hecho público promocionado por los compradores, se le exige el pago a Corporativo Coral y a Miguel Alemán Magnani en lo personal, de mil 248 millones de pesos, más un pagaré por 50% adicional por pena convencional. Es falso que exista un doble cobro; lo que existe es un incumplimiento de obligaciones por parte del comprador, porque no ha podido acceder a las fuentes de financiamiento que tenía proyectadas o prometidas y, al final, no se concretaron.

Este adeudo proviene de un contrato de compraventa del 50% de las acciones que tiene Grupo Televisa en Sistema Radiópolis y es una compra que ya también se anunció en julio pasado.

Miguel Alemán no pudo pagar el primer anticipo de la compraventa, 624 millones de pesos, a pesar de que Grupo Televisa dejó pasar casi tres meses después de vencido el plazo, para presentar la demanda.

La situación no es fácil y compromete seriamente el patrimonio de los Alemán, no sólo porque el jefe Miguel es, en lo personal, deudor solidario en la compraventa que celebraron Corporativo Coral y Grupo Televisa por Radiópolis, sino porque ello comprometió a sus demás empresas en distintos ramos, desde el inmobiliario hasta el energético.

Para poder finiquitar el contrato se debe pagar, como mínimo, la pena convencional más los daños y perjuicios causados a Grupo Televisa, gastos y costas de los juicios entre otros más que, sumando, se podría acercar a una liquidación de mil millones…

Los Alemán han expresado su voluntad de comprar a Grupo Televisa las acciones de Radiópolis, pero siguen sin señalar fecha; pareciera que no se dan cuenta de que si no arreglan en breve tiempo este problema, les saldrá muy caro.

Pero lo que también dice el comunicado de los Alemán y sin duda es cierto, es que este problema les impacta seriamente en todas sus empresas. Interjet vive momentos complicados por adeudos; el SAT la tiene embargada por casi 600 millones de pesos y todo indica que para afrontar ésos y otros adeudos derivados de su operación, calculados en unos mil millones, sus accionistas principales no le podrán responder en corto plazo por tener sus cuentas congeladas y bienes y utilidades embargados.

Las señales son claras: Interjet debe ser supervisado, sería recomendable que diariamente; y los consumidores permanecer cautelosos hasta en tanto el panorama sea de menor incertidumbre para los Alemán.

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com
Facebook: Leopoldo Mendívil
Twitter: @Lmendivil2015
Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES


LO MÁS LEÍDO