Mundo


Merkel recuerda que Rusia "vulneró" el tratado de desarme nuclear

La canciller alemana, Angela Merkel, responsabilizó este viernes a Rusia de un eventual abandono por parte de EEUU del tratado de desarme nuclear INF, ya que "vulneró" ese acuerdo, y recordó que, incluso si Washington anuncia su retirada, Moscú dispone de seis meses para modificar su proceder.

Merkel recuerda que Rusia

La canciller alemana, Angela Merkel, responsabilizó este viernes a Rusia de un eventual abandono por parte de EEUU del tratado de desarme nuclear INF, ya que "vulneró" ese acuerdo, y recordó que, incluso si Washington anuncia su retirada, Moscú dispone de seis meses para modificar su proceder.

"Hay un plazo de seis meses para actuar, si es que Estados Unidos efectivamente anuncia su abandono", afirmó la líder alemana, en una comparecencia conjunta con el primer ministro, Nikol Pashinyan, de visita oficial en Alemania.

INF alude al tratado de eliminación de misiles de corto y medio alcance, el primer acuerdo de desarmen nuclear de la Guerra Fría.

Rusia "vulneró" los términos del tratado, pero puede "aprovechar ahora ese plazo" para "actuar en consecuencia" y evitar que se materialice el fin del acuerdo, aseguró hoy Merkel.

El pronunciamiento de la canciller sigue a una declaración en términos similares de su portavoz, Steffen Seibert, en un encuentro de rutina con los medios, donde admitió que hay pocas esperanzas de un cambio por parte de Rusia, ya que ha tenido meses para hacerlo y en cambio no hay "signo alguno" de que esa disposición por parte de Moscú.

Los ministros de Exteriores de Alemania, Austria, Bélgica, Hungría, Lituania y Letonia lanzaron este viernes desde Bucarest una llamada al diálogo entre Rusia y EEUU para evitar que deje de aplicarse el INF, una situación que supondría un desafío para la seguridad de la Unión Europea.

EEUU amenaza con iniciar el proceso de retirada del INF, que dura seis meses, tras acusar a Rusia de violar ese tratado de eliminación de misiles de corto y medio alcance suscrito en 1987.

Washington dio a Moscú un plazo de 60 días para que destruyera un nuevo tipo de misil de crucero que supuestamente vulnera el acuerdo, mientras que Moscú insiste en que no ha incumplido sus obligaciones.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -