Mundo


Mexicanas, víctimas de líder de secta sexual en Nueva York

De acuerdo a Hajjar, Raniere atrajo a Nueva York a una familia de México en 2005 bajo la promesa de apadrinar a sus tres hijas en Nxivm, que se promocionaba como una firma de desarrollo personal, pero "no estuvo interesado en ser su mentor" y "en lugar de eso, tuvo sexo con las tres", la menor de ellas Camila, de 15 años.

Mexicanas, víctimas de líder de secta sexual en Nueva York | La Crónica de Hoy

Keith Raniere, el fundador de la firma de autoayuda y supuesta secta sexual Nxivm, afrontó este martes en Nueva York la primera jornada de un juicio en el que la Fiscalía lo acusa de graves delitos e intenta convencer a un jurado de que no era un "gurú", sino un "criminal" capaz de esclavizar a una menor.

Raniere, de 58 años, encabeza un caso que ha generado interés en EE.UU. por su carácter escabroso y por la implicación de dos nombres célebres, la actriz Allison Mack ("Smallville") y la heredera del conglomerado licorero Seagram's, Clare Bronfman, que se han declarado culpables junto a otras tres acusadas, dejándolo solo.

Según recogen medios locales, la fiscal Tanja Hajjar expuso este martes ante el jurado -ocho hombres y cuatro mujeres- cómo Raniere reclutó a la primera "esclava sexual" de DOS, una organización secreta de Nxvium con estructura piramidal donde él era el "amo" y las mujeres, "esclavas", eran extorsionadas y marcadas con sus iniciales.

De acuerdo a Hajjar, Raniere atrajo a Nueva York a una familia de México en 2005 bajo la promesa de apadrinar a sus tres hijas en Nxivm, que se promocionaba como una firma de desarrollo personal, pero "no estuvo interesado en ser su mentor" y "en lugar de eso, tuvo sexo con las tres", la menor de ellas Camila, de 15 años.

El acusado tomó represalias contra su hermana Daniela por salir con otra persona y la "encerró en una habitación durante dos años" antes de enviarla de vuelta a México, mientras que Camila, a la que consideró su primera "esclava", fue presionada para reclutar a otras mujeres para que se acostaran con él, según recoge el New York Post.

"El acusado fingió ser un gurú -agregó la fiscal- pero era un criminal", algo que discutió el letrado de Raniere, Marc Agnifilo, que lo describió como un "buen hombre" con "buenas intenciones" que quiso crear una "hermandad" para mujeres, en la que los documentos confidenciales que se exigían, como fotos, eran solo un "aval".

De acuerdo a documentos de la corte a los que accedió Efe, el juez del caso, Nicholas Garaufis, rechazó el pasado viernes una moción de la defensa de Raniere para excluir como pruebas fotos que constituyen pornografía infantil halladas en un dispositivo USB que se incautó en un registro en su casa de Nueva York bajo orden judicial.

En el dispositivo había imágenes sexualmente explícitas de mujeres asociadas a Nxivm, entre ellas dos acusadas en el proceso, Lauren Salzman y Kathy Russell, y "dos imágenes de una mujer desnuda" que los agentes "reconocieron como una esclava" de DOS con la que Raniere tuvo sexo cuando ella tenía 15 años.

El fundador de Nxivm, que lleva en prisión desde su arresto en marzo de 2018, está acusado de una batería de delitos, entre ellos tráfico sexual, con adultos y menores; posesión de pornografía infantil; explotación sexual de un menor y chantaje, por los que podría enfrentarse a un máximo de cadena perpetua si es condenado.

Raniere ha negado los cargos y su defensa mantiene que sus relaciones eran consensuadas, pero se espera que durante el juicio, que se alargará unas seis semanas, algunas supuestas "esclavas" sexuales testifiquen, y se especula con que también lo hagan las otras cinco acusadas, que admitieron delitos como parte de acuerdos.

Los doce miembros del jurado fueron elegidos este lunes tras una fuerte criba y el magistrado dictó que el panel sea anónimo -en el juicio se referirán a ellos por número- y que sea escoltado a su entrada y salida de la corte.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -