Academia


México debe enviar a sus jóvenes ingenieros al extranjero para competir a alto nivel

NUESTROS CIENTÍFICOS. México ha llegado en un buen momento al desarrollo de la inteligencia artificial, pero faltan muchas oportunidades para que crezcan los jóvenes porque, aunque destaquen, tienen que navegar contra las preferencias que el statu quo da a otros competidores, dice Omar Costilla Reyes.

México debe enviar a sus jóvenes ingenieros al extranjero para competir a alto nivel | La Crónica de Hoy

Omar Costilla ha vinculado la inteligencia artificial a la solución de problemas de salud y seguridad.

Ingeniero en electrónica egresado de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM); doctor de la misma especialidad por la Universidad de Manchester y actual investigador posdoctoral en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), Omar Costilla Reyes ha recibido una beca especial para investigar las relaciones que ya hay entre neurociencias, conocimiento neuronal, el desarrollo de programas de autoaprendizaje y otras formas de inteligencia artificial.

Nacido en Toluca, aficionado al atletismo y a las carreras de largo aliento, Costilla Reyes dice que México ha llegado en un buen momento al desarrollo de la inteligencia artificial pero faltan muchas oportunidades para que crezcan los jóvenes porque, aunque destaquen, tienen que navegar contra las preferencias que el statu quo da a otros competidores. Por eso recomienda a los jóvenes con aspiraciones grandes estudiar bien inglés y salir a competir al extranjero.

A lo largo de la semana que concluyó, el doctor Omar Costilla fue anfitrión y organizador del primer Encuentro de Inteligencia Artificial en América Latina, que reunió en Boston a investigadores, funcionarios y emprendedores de Argentina, Brasil, Colombia, Chile y México, entre otros países de la región, durante tres días. El evento contó con la participación del decano del Colegio de Computación del MIT, Daniel Huttenlocher, y la directora de la Misión IBM-MIT de Inteligencia Artificial, Aude Oliva.

PENSAR COMPUTACIONALMENTE. En el diccionario de la Real Academia Española, la palabra “palmarés” significa historial o relación de méritos, y aunque originalmente se aplica a deportistas, la ascendente carrera del joven doctor mexicano Omar Costilla tiene una combinación de laureles académicos y deportivos en los últimos diez años.

Entre la beca especial para jóvenes investigadores, que le otorgó la UAEM en 2010 hasta la beca con la que MIT o apoya, desde febrero de 2019, en sus investigaciones sobre neurociencias e inteligencia artificial, hay quince reconocimientos importantes por sus artículos en los campos de ingeniería electrónica. En paralelo, este mexicano ha dedicado mucho tiempo al atletismo, llegando a ser entrenador y líder de corredores en el Club de corredores de la Universidad de Manchester, en Reino Unido.

Cuando se le pide ver un poco al pasado y compartir una mirada sobre lo que fueron sus primeras etapas de formación en México, primero recuerda a sus padres, originarios de Tejupilco, para quienes era una prioridad que sus hijos tuvieran buenos estudios y por eso buscaron construir todas las condiciones para que él y sus hermanos entraran a una universidad.  Después recuerda su estancia en la UAEM, en Toluca, donde no había los laboratorios o equipos avanzados, ni siquiera los suficientes, pero sí un gran rigor académico de los profesores y, sobre todo, una intención clara de muchos jóvenes por prepararse que los llevaba a pasar jornadas de sol a sol dentro de la universidad.

“Ahí en la UAEM aprendí a pensar computacionalmente. Era un programa académico muy exigente, sólo el 10 por ciento de los que iniciamos la carrera la terminamos. Algunas veces estudiaba de 7 de la mañana a 9 de la noche.

“Cuando digo pensar computacionalmente me refiero a que aprendí a pensar de una forma en la que se sabe que los programas de cómputo te sirven para solventar una tarea en específico. A veces la gente ve algo muy sencillo como acudir a una tienda y que te cobren con un lector de códigos de barras y te entreguen un recibo, pero atrás de esos movimientos hay una serie de programas de computación que van resolviendo varios procesos que tienen que ver con el área de inventarios, compras, finanzas y todos esos programas funcionan ordenados gracias a algoritmos. Todos esos pasos están en la mente de la persona que está programando. Ése es un ejemplo de pensar computacionalmente”, indica.

Después de egresar de la UAEM, obtuvo una beca para estudiar una maestría en la Universidad del Norte de Texas y luego en la Universidad de Manchester. En esta última universidad, el mexicano buscó proyectos que conectaran su trabajo con aplicaciones para atender problemas de sistemas de salud y seguridad. Así se fue aproximando a su actual foco de atención, el funcionamiento del cerebro y la inteligencia artificial.

“Éste es un campo emergente y sumamente importante porque se trabaja en grupos interdisciplinarios para entender al cerebro, que es muy complejo. Entonces, estos trabajos en grandes grupos y equipos ayudan, por un lado a realizar descubrimientos interesantes sobre las funciones cerebrales, pero también a vincular eso procesos con programas de inteligencia artificial y se va avanzando de una manera fascinante. Mientras mejor se entienda el cerebro más avanzará la inteligencia artificial”, añade.

Aunque varios de sus temas de trabajo requieren textos individuales, el doctor Costilla Reyes reflexiona sobre los jóvenes que vienen detrás de él y subraya la importancia que tiene el que se preparen bien en el conocimientos del idioma inglés para destacar fuera de México. “Hay muchos jóvenes mexicanos que pueden destacar muy bien en universidades, empresas y organizaciones no gubernamentales fuera del país. Es importante que sepan esto porque muchas veces hay desaliento dentro de México pues, es un hecho, que destacar en México muchas veces no garantiza el progresar pues también hay que luchar mucho contra el statu quo, y si conoces que afuera hay muchas oportunidades, tu crecimiento no tiene por qué detenerse”, recomendó.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -