Escenario


México despide a José José

El Príncipe de la Canción fue homenajeado en el Palacio de Bellas Artes y el Parque de la China, de Clavería; sus cenizas quedaron junto a su madre, en el Panteón Francés

México despide a José José  | La Crónica de Hoy

Con un minuto de silencio y aplausos fue como despidieron al Príncipe de la Canción en el Palacio de Bellas Artes. Los hijos del artista, José Joel y Marysol Sosa, se mostraron agradecidos y conmovidos por las muestras de cariño que expresó el público mexicano.

“¡Sí se pudo!”, “¡Que viva el príncipe!”, “¡Te amamos José José!” y “¡Siempre estarás en nuestros corazones!”, es lo que manifestaron una y otra vez los seguidores del cantante, quienes desde muy temprano llegaron al recinto para despedir a su artista, cuyos restos, que eran la mitad de las cenizas de su cuerpo, estaban colocados dentro de un féretro dorado.

El lugar estuvo resguardado por un fuerte operativo de seguridad, pero de manera ordenada los asistentes comenzaron a formarse. Jóvenes, amas de casa, familias con niños y personas de la tercera edad o en sillas de ruedas llegaron al lugar para mostrar su cariño al artista. Muchos de ellos portaban en mano la fotografía del cantante y una rosa roja.

Fue alrededor de las 10:40 de la mañana cuando inició el homenaje póstumo a José José. La familia Sosa Noreña entró al lugar con las cenizas, de inmediato los aplausos se escucharon y la Orquesta Sinfónica Nacional, dirigida por Enrique Ramos, interpretó “La nave del olvido” y “El triste”, en voces del tenor Alejandro Luévanos y los barítonos Olymar Sandoval y Daniel Hernández.

La exmodelo y sus hijos fueron los primeros en montar la guardia de honor junto al féretro que contenía parte de las cenizas del cantante. Mientras tanto, el Ensamble de la Escuela de Mariachi Ollin Yoliztli tocó “Almohada”, “40 y 20” y “Tu primera vez”, en otro bloque musical. También el Trío Cenzontle de Huauchinango, Puebla, le cantó “O tú o yo” y un tema especial llamado “El gustito”.

Algunas personalidades del espectáculo que asistieron al homenaje fueron Alex de la Madrid, Dulce, Emmanuel, Lucía Méndez y Jorge Ortiz de Pinedo. “Es una gran emoción, es un sentimiento encontrado porque emociona ver cómo el pueblo da el último adiós a José José y al mismo tiempo la tristeza que siento porque perdí a un gran amigo”, indicó Ortiz de Pinedo.

También estuvo presente el compositor Martín Urieta, quien habló de su legado y su último contacto con él. “Tuve la fortuna de ser de los últimos que hablaron con él por teléfono. Él estaba optimista, estaba enfermito, pero los que hablamos con él no pensamos que fuera a morir. Pienso que se puso grave de repente, pero él hablaba con quién él quería. Él pensaba que se iba a recuperar, estaba seguro”, mencionó.

“Fue de los intérpretes que hizo rica el alma de quienes lo escucharon. Hizo rico el corazón de sus compositores. Hizo rica a la música mexicana y también hizo ricos y famosos a los compositores que interpretó”, agregó.

De parte del Gobierno estuvo Claudia Sheinbaum y el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Alfonso Suárez del Real, ellos también hicieron guardia de honor al cantante mexicano.

En el interior del palacio fue colocada una fotografía de gran tamaño de José José con la leyenda “Qué triste fue decirnos adiós”, verso de su éxito “El Triste”.

Los fans del cantante pasaron frente al féretro y a la familia le expresaron entre gritos su apoyo y aprecio. “¡Estamos con ustedes!”, otra voz se escuchó “¡Que viva Anel, te queremos, tú eres su esposa!”.  Anel sólo respondió con una sonrisa y lanzó besos con sus manos.

La gente seguía entrando al recinto. La señora Cristina Espinosa Gutiérrez de 50 años de edad manifestó su inconformidad por la pelea que hubo entre familias. “Estoy muy enojada con Sarita porque nos mandó la mitad de los restos de José José, él nos pertenece”, dijo a propósito de Sara Sosa, la hija menor del cantante, quien, por su seguridad, al final decidió no estar presente en el homenaje.

Mientras que Rosa Villegas, de 71 años de edad, dijo: “Yo recuerdo a nuestro Príncipe con mucho cariño, con sus canciones me enamoraban, mis pretendientes me llevaban serenata y cantaban sus canciones”.

“No importa que nos hayan quitado la mitad, eso me duele, me entristece. Aquí es donde nació José José y lo hicimos artista”, aseveró la seguidora del cantante.

Fueron casi dos horas y media de homenaje canción tras canción. El Mariachi y el Coro del ballet Folklórico de México interpretó “Las Golondrinas”, fue entonces cuando Jorge Ortiz de Pinedo pidió al público darle el último adiós como un artista se merece. Los asistentes aplaudieron sin cesar durante un minuto.

Los restos del cantante fueron trasladados a la Basílica de Guadalupe, donde se ofició una misa en su honor. Durante la ceremonia se escuchó “Amar y querer” dentro del templo, en voz de su hija Marysol.

Más tarde, el cuerpo fue trasladado al Parque China de Clavería, en la delegación Azcapotzalco, lugar en donde creció el intérprete. Ahí fue recibido por una multitud que continuó con sus muestras de cariño. “No nos alcanza la saliva para darle las gracias, estamos logrando el objetivo, como él así tanto lo anhelaba, como él tanto lo deseaba”, dijo José Joel, en referencia a la sepultura de las cenizas de su padre, luego de cantarle “Lo pasado, pasado”.

Para finalizar, el féretro fue llevado al Panteón Francés, en donde se despidió definitivamente a José José, quien quedó junto a los restos de su madre, Margarita Ortiz, y los de su abuela.

De acuerdo a cifras oficiales fueron 15 mil personas las que acudieron a Bellas Artes, 12 mil a la Basílica de Guadalupe, 5 mil al parque en Clavería y 3 mil al Panteón Francés.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -