Cultura


México perdió a uno de sus mejores hombres: Enrique Graue

La UNAM, a uno de sus más ilustres miembros, añade el rector en el homenaje a Miguel León-Portilla. Supo sembrar el amor al conocimiento, al estudio y a este país diverso: Alejandra Frausto

México perdió a uno de sus  mejores hombres: Enrique Graue | La Crónica de Hoy

"México ha perdido uno de sus mejores hombres, y la Universidad Autónoma de México, a uno de sus más ilustres miembros. Se nos fue don Miguel León Portilla”, afirmó ayer el rector de la máxima casa de estudios, Enrique Graue Wiechers, en el homenaje nacional luctuoso al “defensor de nuestros orígenes y universitario que dio voz al espíritu de nuestra raza.”

A la ceremonia, realizada en el Palacio de Bellas Artes y en donde estuvo presente el cuerpo del nahuatlato, asistió la familia del autor de Visión de los Vencidos: su esposa Ascensión Hernández, su hija Marisa y sus nietos Miguel y Fabio; así como amigos: el investigador Patrick Johansson, el poeta Natalio Hernández, el antropólogo Diego Prieto y el escritor Eduardo Lizalde.

“Don Miguel nos enseñó un camino para construir un nuevo futuro a partir del encuentro de dos culturas de orígenes distintos, conductas diferentes y de ánimos confrontados. Nos enseñó que del encuentro de esos dos mundos puede nacer una nueva raza que transforme el sentido de nuestra nación”, dijo Graue.

Asimismo, señaló que León-Portilla, profesor de la Facultad Filosofía y Letras de la UNAM desde 1957, fue doctor honoris causa por más de 30 universidades tuvo una vasta producción intelectual, con más de 500 artículos de investigación y cerca de medio centenar de libros.

Perdimos a un sabio, pero no cualquier sabio, agregó Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, durante la ceremonia.

“Un sabio generoso que supo sembrar el amor al conocimiento, al estudio y a este México diverso. El doctor dio voz a los vencidos, destapó un sesgo que se mantenía olvidado y lo puso sobre la mesa para que supiéramos que ahí había pensamiento filosófico, literatura indígena, erotismo, al nivel de las más grandes civilizaciones”.

La funcionaria comentó que la tarea para la Secretaría es hacer que siga floreciendo su palabra y filosofía. “Nos queda conocer y construir los caminos fértiles de esa riqueza indígena, nuestra más grande riqueza, para que nunca más sea una visión vencida.”

Al homenaje nacional también acudieron los Premio Crónica Eduardo Matos Moctezuma y Antonio Lazcano, así como Leonardo López Luján, Natalia Toledo, Vicente Quirarte, Rodrigo Baracs y Adolfo Castañón, entre otros, para dedicar unas palabras a la memoria de Miguel León Portilla.

La primera guardia de honor la realizó Ascensión Hernández, Alejandra Frausto, Enrique Graue y la historiadora Beatriz Gutiérrez Muller. En el féretro del filósofo se colocaron las banderas de México y de la UNAM. La música que animó la ceremonia estuvo a cargo de la Banda Texcoco.

El arqueólogo Eduardo Matos Moctezuma opinó que las nuevas generaciones de estudiosos deberían leer la obra de Miguel León-Portilla porque le dio voz al pasado y a la presencia de la historia prehispánica. Agregó que se debe continuar con la lucha en favor de los desfavorecidos.

Antonio Lazcano, exaltó La visión de los vencidos, la cual “tiene la misma altura que la Ilíada”. El biólogo destacó que el aprendizaje heredado más importante de Miguel León Portilla es “que los indios no nada más son los que hicieron las pirámides, sino los compatriotas que tenemos marginados”.

Además, “el rigor que usaba en sus investigaciones es el mismo que uno espera de un estudiante de física o biología. Combinó las preocupaciones académicas, el análisis crítico del pasado, con el compromiso con los indígenas actuales.”

ADIÓS AL MAESTRO. Al Palacio de Bellas Artes arribaron más de 500 personas que desde las 9:30 horas se formaron en la entrada del museo para despedirse del filósofo que “les enseñó el valor de México”, así lo comentó Elmer, estudiante en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Tras dos horas de espera, el cuerpo de Miguel León-Portilla llegó en una carroza fúnebre en medio de aplausos y goyas, y resguardado por la viuda Ascensión Hernández, Alejandra Frausto, Enrique Graue, Beatriz Gutiérrez Muller y Javier Garciadiego.

Entre las personas que llegaron al museo a despedirse del historiador, sorprendió la llegada de los grupos concheros: Zemazatl, YaquiTonatiuh y Ninkanka, quienes entre teponaztli, incienso y el sonido del caracol “ofrendaron de corazón para que nuestro maestro tenga un buen viaje”.

Leonardo López Luján, el más reciente miembro de El Colegio Nacional, expresó consternación a nombre de esta institución “porque nos deja nuestro decano, de nuestra Academia Mexicana de la Historia y de la Academia Mexicana de la Lengua”. También, anunció que hace cuatro meses decidieron que el cuarto encuentro Libertad Por El Saber estará dedicado a Miguel León-Portilla.

Por su parte, el escritor Vicente Quirarte dijo: “Miguel ya no es, pero está y estará mucho tiempo, que esto no es sólo retórica porque su herencia es enorme. Nos toca recoger su esencia, me refiero a todos los mexicanos. Hace un momento lo presentaron como filosofo e historiador, yo creo que era un lingüista, poeta, un antropólogo”.

El investigador y discípulo de León-Portilla, Rodrigo Martínez Baracs, señaló que La visión de los vencidos fue el gran detonador a partir del cual tenemos una relación diferente con nuestra cultura y las lenguas indígenas. “Yo creo que el movimiento zapatista, neozapatista, con su reivindicación de las culturas indígenas hubiese sido radicalmente imposible sin esta labor que realizó Miguel León-Portilla”

“Es importante seguir con este rescate y que el hablar de los indios y nuestras raíces, no sea una mera actitud demagógica, gubernamental, sino que realmente las instituciones culturales, las universidades e institutos, apoyen el estudio de los documentos en náhuatl sobre el México prehispánico, colonial y todo lo que se está haciendo ahora relacionado con las lenguas vivas”.

Es vital que se difundan elementos de las lenguas indígenas para que sepamos quiénes somos, qué somos, cuál es nuestra cultura, explicó. “La mayoría de los mexicanos no tienen conciencia de esta cultura ni de las lenguas indígenas y es muy importante que los mexicanos tengan cierto conocimiento del náhuatl y de las regiones en donde se encuentran”.

Adolfo Castañón, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, declaró que el legado de Miguel es múltiple: su obra, las generaciones de discípulos que dejó nacionales, extranjeros y de pueblos indígenas, pero, también está en haber despertado la conciencia de los pueblos originarios.”

El cuerpo de León-Portilla abandonó el Palacio de Bellas Artes alrededor de las 14:30 horas previamente se hizo una última guardia de honor por Ascensión Hernández, Alejandra Frausto, Lucina Jiménez y Diego Prieto. A la salida del recinto, flores de papel fueron aventadas para acompañar el féretro del nahuatlato cuyo entierro será hoy en el Panteón Francés al mediodía.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -