Academia


México reingresa al espacio; hoy, envían su nanosatélite

Después de más de dos años de desarrollo, el AztechSat-1 será lanzado por Space X rumbo a la EEI, desde donde será liberado en órbita. Desarrollado por la UPAEP, probará una nueva tecnología de interconexión

México reingresa al espacio; hoy, envían su nanosatélite | La Crónica de Hoy

Después de que ayer se pospuso su lanzamiento, si las condiciones climatológicas lo permiten, hoy, el nanosatélite mexicano AztechSat-1 habrá sido enviado a la Estación Espacial Internacional (EEI) desde Cabo Cañaveral, a bordo de la nave espacial Space X Dragon, impulsada por un cohete Falcon 9.

En la EEI, el nanosatélite será puesto en órbita a finales de enero para probar la intercomunicación con la constelación GlobalStar, el futuro de la interconexión y tecnología satelital. El proyecto forma parte del programa de retos en ciencia, tecnología e ingeniería que la NASA diseña para agencias espaciales de todo el mundo.

El AzTechSat-1 es un nanosatélite de clase cubesat administrado, diseñado y construido por un equipo interdisciplinario de académicos y estudiantes de ingeniería y otras áreas de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), quienes llevaron a cabo el proyecto junto con la Agencia Espacial Mexicana (AEM). En entrevista, Héctor Simón Vargas, director científico del proyecto en la UPAEP, explica los detalles de la misión y su importancia para el país. 

“Hace dos años y medio arrancamos el proyecto con la NASA y la AEM, desarrollado bajo la metodología de ingeniería de sistemas que ocupa la agencia estadunidense. En cada fase de esta metodología reportamos los resultados a un comité externo de ambas agencias”. Las revisiones y evaluaciones fueron cumplidas en cada fase, para que esta mañana forme parte de la carga que será enviada a la EEI.  

El especialista explica que la misión del satélite es probar su interconectividad con la constelación GlobalStar, para lo cual realizaron primero pruebas desde Tierra. Al superar su recorrido por la atmósfera, que genera perturbaciones debido al ambiente y condiciones climatológicas, las pruebas fueron efectivas por lo que sin éstas en órbita el éxito está casi asegurado. 

Para alcanzar la última etapa, los académicos de la UPAEP demostraron antes, desde las instalaciones de la NASA, su efectividad, además de pasar las revisiones de preparación de vuelo que aseguran, entre otras cosas, que la tecnología no afectará otros satélites. Una vez en el espacio y mediante su brazo robótico, la EEI liberará un contenedor con éste y otros pequeños satélites de otras instituciones.

Una vez en órbita, en Tierra los académicos comprobarán la correcta transmisión de datos, los cuales habrán viajado por la constelación de satélites. Analizarán que esos enlaces sean exitosos, además de la salud del sistema y otras variables que reportarán a la NASA y la AEM. 

Este tipo de satélites, explica el investigador, se comunican con una estación terrestre, sin embargo, la propuesta de los poblanos es una nueva tecnología que no la requiera y permita la comunicación directa con una constelación y desde ésta se puedan descargar datos de forma más ágil. “De esta manera se reducen los costos de una estación terrena y se mejora el tránsito de datos, así se podrían descargar en cualquier momento del trayecto orbital”. 

Evitar los enlaces terrenales será una gran ventaja en el futuro, refiere el científico, y su aplicación es amplia, puesto que puede emplearse en telecomunicaciones, experimentos científicos en Tierra o hacia el espacio profundo, entre otros. 

AzTechSat-2. Pero, ¿cuál es la importancia de este proyecto para el país? “México tiene una larga historia aeroespacial, sin embargo, hace 23 años se puso en órbita el más reciente satélite mexicano, desde entonces la tecnología ha crecido mucho. Nuestro cubesat es un cubo de 10 centímetros con un peso de 1 kilogramo, parece pequeño pero la tecnología ha mejorado y ahora podemos generar proyectos importantes a través de estas plataformas”.

El experto añade que la puesta en órbita del AzTechSat-1 es un hito importante en México porque permitirá detonar una nueva era espacial en el país. “Los que estamos involucrados con este tipo de trabajo vemos que ya podemos llegar al espacio. Ya existen muchos trabajos en México en el área, pero faltaba este empuje que será ahora el soporte para realizar otros proyectos”.

Vargas Martínez agrega que la misma NASA ha confirmado tal confianza por lo que incluso ya anunció la aprobación de un proyecto para poner en el espacio el AzTechSat-2, donde la UPAEP buscará sumar a nuevas instituciones. Puntualiza que existen muchos grupos entusiasmados en que ya logró regresar al espacio y a partir de ahora, espera que sea una motivación para que se sumen a la nueva era espacial mexicana.

Este logro también es un avance importante en la formación de recursos humanos, apunta el científico, pero es además un ejemplo para otros jóvenes de que en México se puede desarrollar tecnología avanzada con los estándares más altos. “La tecnología espacial es de la más completa, por lo que tenemos la oportunidad de que los jóvenes vean y piensen en todos los problemas que deben resolver en un satélite como éste, no para que lo repliquen necesariamente, sino para que generen otra tecnología o productos de calidad y así mejorar el desarrollo científico del país”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -