Cultura


México siempre ha estado ligado a mi carrera musical: Gustavo Dudamel

El director de orquesta ofrecerá tres conciertos con obras de Stravinsky, Williams, Bruckner y Gabriela Ortiz, entre otros compositores. Mi amor a la música viene de la melodía latina, señala.

México siempre ha estado ligado a mi carrera musical: Gustavo Dudamel | La Crónica de Hoy

Gustavo Dudamel y la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles estarán en el Palacio de Bellas Artes y el Auditorio Nacional.

"La combinación de los instrumentos latinos es lo que me ha hecho ser un director de orquesta de música clásica", señaló Gustavo Dudamel, compositor venezolano, durante una videoconferencia desde Los Ángeles para anunciar que la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles regresará a México bajo su dirección con tres programas, dos en el Palacio de Bellas Artes (12 y 13 de noviembre) y uno en el Auditorio Nacional (14 de noviembre).

“México siempre ha estado ligado a mí porque desde muy niño tuve la oportunidad de visitar el país tocando con la orquesta infantil de Venezuela en el Palacio de Bellas Artes, creo que fue en 1996. De manera que México siempre ha sido un sitio que significa mucho para mí, en crecimiento personal y por supuesto que en el artístico”, destacó.

El director de orquesta reconoció la labor de compositores mexicanos que, a pesar de la distancia en años, han tenido una conexión con el Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-Infantiles de Venezuela, programa con el que se formó musicalmente.

“Por ejemplo, el maestro Eduardo Mata, Carlos Chávez y por supuesto Arturo Márquez, así que ciertamente México es como mi país y mostrar ahí esa gama de repertorio bastante diversa, me da mucho orgullo”, dijo.

El repertorio de los conciertos de la Filarmónica de Los Ángeles en el Palacio de Bellas artes incluye la Sinfonía núm. 4, de Anton Bruckner; La consagración de la primavera, de Ígor Stravinsky; los estrenos regionales de Téenek - Invenciones de territorio, de Gabriela Ortiz; Sustain, de Andrew Norman; y Must the Devil Have all the Good Tunes?, de John Adams. Además de que Yuja Wang participará como solista invitada.

En el Auditorio Nacional el programa incluye Fuga con pajarillo, de Aldemaro Romero y Guasamacabra, de Paul Desenne, obras comisionada por la Filarmónica de Los Ángeles a estos dos autores de Venezuela, así como Huapango, de José Pablo Moncayo.

En la segunda parte del concierto sonarán seis temas del estadunidense John Williams (Nueva York, 1932): Olympic Fanfare Andy Theme, creado para la justa deportiva celebrada en Los Ángeles 1984, así como Hedwing’s Theme, de Harry Potter y la piedra filosofal; Faweks the Poenix, de Harry Potter y l cámara secreta; Theme from Jurassic Park de la cinta homónima; Adventures on Earth, de E.T. el extraterrestre: y Throne Room and Finale, de Star Wars.

Gustavo Dudamel señaló sobre el repertorio de Bellas Artes que la orquesta interpretará una obra de la compositora mexicana Gabriela Ortiz.

“Ella forma parte de esta familia, de la Filarmónica de Los Ángeles, hemos tenido dos comisiones para ella, ahora llevamos a México una obra que estrenamos el año pasado en un festival donde celebramos a la Ciudad de México aquí en Los Ángeles. Se llama Téenek - Invenciones de territorio, destacó.

Sobre su emoción de regresar a México con el pretexto de celebrar los 100 años de la orquesta, se debe a recuerdos de infancia.

“Nací en una familia musical y mi padre tocaba en un grupo de salsa, o sea, que mi amor a la música viene de la música latina. Eso para mí fue el génesis de lo que soy como músico”, comentó.

Dudamel narró una experiencia con los ritmos latinos: “Me recuerdo de niño escuchar la música latina y, al mismo tiempo, mi papá tocaba en una orquesta sinfónica, pero les confieso que mi primer concierto público fue en un recital de mi padre, donde estaba con su banda y estaban tocando un merengue. Yo agarré la güira, yo tendría cuatro años y empecé a tocar”, compartió.

Su papá no lo veía porque estaba atrás de la banda y a Dudamel lo pusieron a tocar enfrente. “Empecé a tocar con el ritmo y mi papá dijo: quién es el que está tocando tan bien. No era ningún tipo de talento lo que veía mi padre, era simplemente que el haber escuchado tanto esa música, me hacía fácil seguir el ritmo”.

Dudamel compartió otra anécdota durante la videoconferencia. “La última vez que estuve en México aprendí un poco a bailar danzón, que uno cree que el danzón se baila como la salsa pero el maestro Arturo Márquez me llevó al Salón Los Ángeles y pude disfrutar mucho de la magia del sitio, quiero volver ahora que esté en México”, dijo.

NUEVAS GENERACIONES. Gustavo Dudamel definió la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles como una agrupación comprometida con los jóvenes.

“La Filarmónica de Los Ángeles ahora es un emblema de compromiso con el presente, creo que la Filarmónica tiene una gran flexibilidad de repertorio y abre las puertas a los nuevos compositores. Esta última temporada tuvimos 50 comisiones y creo que eso es único en el mundo. Es toda una institución comprometida con la nueva generación de compositores”, señaló.

En palabras de Dudamel, es importante llevar el nuevo repertorio latinoamericano a otros escenarios para darle un lugar a las nuevas generaciones.

“Hacer una obra de Gabriela en Bellas Artes y de un compositor joven venezolano Paul Desenne de quien tocaremos Guasamacabra es una forma de abrir espacio y de darle no solamente la oportunidad sino el merecido paso a los compositores que tenemos hoy en día”.

Hay compositores que siempre son celebrados, pero para el músico es importante que los compositores que están ahora tengan su espacio y sean reconocidos con su compromiso que tienen con la música como Gabriela Ortiz.

“El hecho de combinarla con los grandes maestros de los tiempos como Stravinsky crea un balance de repertorio”, indicó.

Respecto al programa del concierto en el Auditorio Nacional dijo que será una gran oportunidad para que los mexicanos escuchen las obras de John Williams.

“La música de Williams es el soundtrack de nuestra vida. En el momento en que escuchamos el tema de E.T. o la Guerra de las Galaxias siempre tenemos una conexión inmediata. John también es un ser humano maravilloso, su música tiene su complejidad, aunque conecta de inmediato con la gente. Él tiene 40 años de relación con la Filarmónica Los Ángeles y creo que escucharla es escuchar directamente a John porque los músicos de la filarmónica son con los que John trabaja”, destacó.

Dudamel también habló sobre cómo formar nuevos públicos.

“Es una tarea que consiste en transformar el concepto de lo que es la música y el arte, creo que más que un elemento de entretenimiento es una filosofía de vida. Verlo así cambia completamente la dimensión de lo que es el arte porque no se limita a un grupo que tenga acceso o lo comprenda, sino que es un derecho, es una forma de acceder a la creatividad, a la belleza y al disfrute”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -