Nacional


México supera las 200 mil muertes a un año del COVID-19

Con las vacaciones de Semana Santa en puerta, el propio funcionario comienza a advertir que no se descarta la posibilidad de una “tercera ola” de contagios, misma que podría ser de proporciones mayores a las dos ya registradas.

México supera las 200 mil muertes a un año del COVID-19 | La Crónica de Hoy

Aglomeraciones para recibir la vacuna contra el COVID-19. Foto: Cuartoscuro

A un año de que se registró el primer fallecimiento en nuestro país por el virus del SARS-CoV-2 y también de que se decretó el receso escolar en escuelas públicas y privadas de nivel básico, a fin de reducir al máximo la movilidad de las personas en la calle, de cara a una “cuarentena” que ya se extendió por más de un año, México ha superado los 200 mil muertos por este virus. 

En los datos de la propia Secretaría de Salud, actualizados día a día, destacan para este jueves 25 de marzo 200,211 fallecimientos por COVID-19, aunque en el apartado de “defunciones estimadas”, en el cual, la cifra hasta este lunes se ubicaba ya en 220,542 decesos, lo cual significa que 20,331 personas han muerto sin que la causa de su fallecimiento esté completamente asociada a COVID, aunque muchos de ellos presentaron sintomatología asociada a este virus, o algunos otros no cuentan aún con el certificado de defunción que determine la causa del deceso. 

La propagación del virus y las víctimas fatales que ha cobrado, echó por tierra los pronósticos de quien ha sido la cara visible en el manejo, al menos informativo de la pandemia por la COVID-19, debido a que el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell estimó que para mayo del año pasado el número de muertos por este virus serían entre seis y ocho mil. 

Lo cierto es que, antes de que concluya el plazo de un año, desde que López-Gatell hizo aquellas declaraciones, el número de muertos habrá superado por 25 veces aquel pronóstico que hizo el 23 de abril del 2020. 

Para mediados de año del 2020, se atrevió a hacer otro pronóstico respecto al número de víctimas del coronavirus y consideró que en un “escenario catastrófico” las previsiones eran que murieran 60 mil mexicanos”, aunque esa cifra se alcanzó el 22 de agosto. 

Con las vacaciones de Semana Santa en puerta, el propio funcionario comienza a advertir que no se descarta la posibilidad de una “tercera ola” de contagios, misma que podría ser de proporciones mayores a las dos ya registradas, la primera de ellas, precisamente en la primavera-verano del año pasado y la segunda, a principios de este año, cuando comenzaron a manifestarse todos aquellos casos que se contagiaron durante la temporada decembrina y en enero, después del día de Reyes. 

Después del primer fallecimiento por COVID el 19 de marzo del año pasado, la cifra de defunciones fue creciendo exponencialmente, de tal suerte que pronto quedó superado y por mucho aquella cifra, en su momento alarmante del Subsecretario López-Gatell quien pronosticó el pico de fallecimientos en 8 mil defunciones, ello, para mayo del año pasado. 

Cabe destacar que el reporte de fallecimientos ha registrado considerables picos, siendo, sin duda alguna el peor día el  pasado 5 de octubre, cuando los decesos reportados en un día fueron 2,789. 

Hacia finales del 2020, pareció haber una “tregua”, debido a que las cifras reportadas diario oscilaron entre los 200 hasta los 800 muertos, sin embargo, durante todo el mes de diciembre ni un solo día se registraron muertes reportadas superiores al millar. 

No obstante, la pandemia volvió a dar la batalla, y para enero se registraron más de 13 días en todo ese mes, en el que los reportes de fallecimientos superaron los mil decesos, siendo la mayor cifra el 21 de enero con 1,803 reportes, así como otros 1,707 reportados para el 3 de febrero y 1,701 más reportadas el 9 de febrero. 

Es así como México ocupa el vergonzoso tercer lugar a nivel internacional con el mayor número de defunciones, ya que con base en los reportes más recientes destaca que Estados Unidos ocupa el primer lugar con 550 mil, Brasil con 287 mil y en tercer lugar nuestro país con 198 mil. 

Si bien es cierto que el nuestro, fue uno de los primeros países en contar con las nuevas vacunas contra la COVID-19, producidas a nivel mundial, a tres meses de que  se recibió el primer embarque, el 23 de diciembre llegaron 2,925 vacunas de Pfizer-BioNTech, las cuales se comenzaron a aplicar a partir del 24 de diciembre, y en la actualidad suman ya 8 millones 160,250 dosis recibidas (de cuatro distintas farmacéuticas), apenas se han aplicado cinco millones 612,291 dosis, y finalmente se comienza a observar el tan anhelado aplanamiento de la curva, justo es cuando están por iniciar las vacaciones de Semana Santa y con ella posiblemente cientos de destinos turísticos del país se vean abarrotados por vacacionistas cansados del encierro. 

Aunque a la fecha se han aplicado 5.6 millones de vacunas, lo cierto es que México todavía esta muy lejos de alcanzar la inmunidad al virus del SARS-CoV-2, debido a que el universo de personas que deberán recibir la vacuna al menos deberían ser el 80 por ciento (es decir 84.8 millones de personas) de los 106 millones de mexicanos que se prevé inmunizar. 

Al respecto, cabe mencionar que el director de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, precisó que para mayo habrán llegado 106 millones de dosis de vacunas a nuestro país, “suficientes para vacunar a todos los mexicanos mayores de 16 años”, ello, recordando que los ensayos clínicos de estos biológicos para su uso de emergencia, no incluyeron a población menor de edad. 

También es importante recordar que la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech se puede aplicar después de los 21 días después de la primera vacuna, aunque el periodo se puede extender hasta 42 días, el periodo para poder hacerlo, con lo que la gente que es vacunada con la segunda dosis, debe recordar que todavía deberán pasar dos a tres semanas para que generan inmunidad al virus.

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -